Fotografía Alasdair McLellan. Estilismo Jane How. Los modelos llevan ropa, gafas y calcetines Aries

aries: una marca de 'streetwear' con identidad y alma propias

Fundada por Sofia Prantera en 2010, Aries ha pasado de ser una marca de 'streetwear' de culto —adorada por todos y cada uno de nuestros conocidos— a convertirse capítulo imprescindible en el futuro de la moda.

por Felix Petty
|
25 Febrero 2019, 10:10am

Fotografía Alasdair McLellan. Estilismo Jane How. Los modelos llevan ropa, gafas y calcetines Aries

Este artículo aparece en 'The Homegrown Issue', de i-D, nº 355, primavera de 2019. En quioscos a partir del 25 de febrero. Puedes reservar tu ejemplar aquí.

Es una noche fría de enero y cientos de chicos hacen una cola que da la vuelta a la manzana a la salida del Strand. Y todo para ver lo que Sofia Prantera —de Aries—, Jeremy Deller y David Sims han maquinado para Wiltshire Before Christ, una exposición conjunta que prepararon para la fiesta de lanzamiento de su línea de 'merch' inspirada en Stonehenge. "Construido por inmigrantes", sugerían en una camiseta con un platillo volador que iba colocando las piedras de Stonehenge en su sitio. Una referencia divertida a todos esos teóricos conspiradores del espacio exterior, extraterrestres y alienígenas. Una camiseta totalmente representativa de por qué Aries es una firma tan querida por su sentido del humor, por su ligereza, por su alegría. Lo que Sofia ha hecho con Aries a lo largo de sus nueve años de existencia es crear una marca que es increíblemente relevante en la actualidad, y que se centra en ofrecer lo que busca la gente. Tiene la combinación perfecta entre moda y streetwear que mucha gente busca ahora mismo. Es divertida e inteligente, y lo más importante es que es realmente honesta. La firma nació de la mano de Sofía, mientras experimentaba tiñendo y cortando ropa en casa, pero a día de hoy sigue conservando sus raíces, ese encanto personal y esa intimidad.

La colaboración entre Sofía, Jeremy y David representaba todo eso y, además, nos presenta una sátira política. Entre estos druidas, extraterrestres y paganos —desde el pene erecto del gigante Cerne Abbas hasta la comunidad que se formó en torno al Festival Libre de Stonehenge en los años 80—, Wiltshire Before Christ convierte a Stonehenge en un espacio de protesta contra un mundo con cada vez más fronteras y el chovinismo acentuado en el que vivimos. El trío conjura una utopía formada entre la cultura rave y un mito precristiano, el pasado prenacional. ¡Stonehenge para todos!

aries-alasdair-mclellan

"En ese momento, creíamos que la música 'rave' era la verdadera heredera del punk", explica Sofía por la mañana, mientras desayunamos en el norte de Londres, unos días después de su lanzamiento. "Pero la prensa lo vio como un movimiento muy vacío, sin política ni manifiesto; solo hedonismo. Pero sí tenía política, porque cambió la forma en que se reunían los chavales, cambió la forma en que se reunía la gente, permitió que personas de diferentes grupos sociales se unieran, pero al criarme en Italia, en ese momento no lo entendía del todo". Sofía creció en Roma con un padre italiano y una madre inglesa. Su madre volvió un día de un viaje a Londres con algunos catálogos de Saint Martins y algunas copias de i-D y The Face, y Sofía descubrió que había un mundo completamente diferente ahí fuera. "Roma es bastante provincial en su perspectiva, y me enseñó que existía una forma de vida diferente, y yo quería experimentarla". Así que Sofía se mudó a Londres y comenzó en Saint Martins, justo cuando la cultura 'rave' explotaba a través de la escena nocturna.

"Recuerdo que la primera vez que a Shoom iba vestida de Galliano de pies a cabeza. Michael Clark y Leigh Bowery estaban allí. Mucha gente iba drogada y yo era muy pequeña, acababa de llegar a Londres desde Roma. No tenía ni idea de lo que estaba experimentando, pero algo estaba en el aire, y en ese momento todo cambió para mí. Dejé de maquillarme y comencé a ponerme solo vaqueros y camisetas. He hablado con Jeremy Deller sobre esto y él experimentó lo mismo. Todos abrazamos y vivimos este nuevo movimiento a la vez que tratábamos de comprender lo que significaba".

aries-alasdair-mclellan

La escena 'rave' también cambió la moda. Sofía se hacía su propia ropa de forma obsesiva desde la infancia, pero en Saint Martins nunca encontró su lugar. Ella tenía un rollo muy "ropa deportiva al estilo italiano" con influencias de subculturas tribales. Pero ambas cosas, lo tradicional y los estereotipos, siempre se interpretan como algo masculino, y Sofía no pudo encontrar la manera de traducir todos estos intereses hacía una línea de ropa femenina. "Me sentí incongruente, un poco incomprendida, y no solo en Saint Martins, sino conmigo misma. No pude encontrar una manera de hacerlo, y con Aries sí lo he encontrado. Lo único es que ahora mi sentido de la moda se adapta a lo que está sucediendo en el mundo. Antes no me pasaba. No es necesariamente porque yo fuese una "adelantada a mi tiempo", pero lo que hacía antes no casaba bien con lo que buscaban las mujeres o la forma en que las mujeres debían presentarse al mundo". Ha recorrido un largo y sinuoso camino desde que empezó en Saint Martins a principios de la década de los 90 hasta la fundación de Aries en 2010. Su primera parada después de graduarse fue en Slam City Skates, donde lanzó una marca de ropa deportiva con la icónica tienda de skate. En ese momento, Slam City era una colmena de actividades salvajes con una comunidad cooperativa; un "caldo de cultivo para la creatividad".

Slam City llevó a Sofía a un mundo en el que se sentía como en casa y junto a personas que entendían su enfoque de la moda y el diseño. "Conocí a casi todos mis amigos en Slam City", dice, antes de repasar el quién es quién de los héroes de la moda urbana de Londres. Fue allí donde conoció a artistas como Ben Sansbury, Will Bankhead, James Jarvis y Fergus Purcell; gente con la que continúa colaborando hoy en día y que trabajaban en la tienda de Slam City en ese momento. David Sims regentaba una tienda de surf al lado. Sofía recuerda ver a los Beastie Boys en en un concierto en Rough Trade Records, que en ese momento estaba en el sótano de Slam City. "Fue un momento muy divertido para los jóvenes que vivíamos en Londres", asegura. "Sabía que es donde tenía que estar. Todo lo que pasó antes, incluso el delirio del que formé parte de alguna manera, fue algo diferente. Esto era algo que yo había iniciado, algo de lo que me sentía totalmente parte, que entendía. Por fin había encontrado mi lugar".

aries-alasdair-mclellan

Slam perdió el contrato con la marca para la que estaba diseñando. Sofía vivía cerca de la tienda en ese momento, así que siguió yendo por ahí. "Slam era una empresa increíblemente disfuncional. Hoy en día una empresa no podría funcionar así. Nunca se refirieron al hecho de que no tenía trabajo, así que simplemente estaba por ahí". Finalmente, Russell Waterman decidió que debían fundar una marca nueva, y la llamaron Silas. Ben Sansbury y Will Bankhead hicieron muchos de los gráficos. "Moldearon una identidad visual alrededor del streetwear sin ser muy conocidos. La gente todavía tira de las cosas que hicieron hace 10 años". Pero Russell, el cerebro de la firma (con 23 años, ya tenía tres hijos y estaba tenía que ganar algo de dinero), se dio cuenta de que no obtendrían ningún beneficio con Slam City. Así que llevaron Silas a Holmes y Michael Kopelman, de Stüssy y Gimme Five, y les presentaron a un tipo llamado Ken Omura en Japón que había estado trabajando con Supreme. Fue Ken quien inventó y se posicionó como pionero de un nuevo modelo de producción y distribución, y así ayudó a construir Silas.

Silas duró unos ocho años, y se convirtió en una marca de culto muy querida. Era muy británica en un tiempo en que la gente del streetwear era muy estadounidense, y destacó por ello. Fue durante esa época cuando Sofía tuvo a su primer hijo. "Al principio, pensé que podía dirigir un negocio y ser madre", dice, "pero la forma en que quería ser madre iba a molestar a todos con los que trabajaba. Russell se portó muy bien al respecto, y cuando me quedé embarazada de mi segundo hijo, fue como '¿realmente quieres seguir haciendo esto?'. Ya había tenido suficiente. Decidí que quería ser madre durante un tiempo. Y era madre de una manera que nunca pensé que sería. Me convertí en una madre muy italiana. Todavía lo soy en realidad. Mi segundo hijo nació en 2006, y necesitaba un descanso. Teníamos el suficiente dinero en la empresa como para pagar el sueldo de un año a todo el mundo. Así que la cerramos. Lo dejamos en lo más alto".

aries-alasdair-mclellan

"Lo que descubrí cuando hice el parón es que, cuando pierdes una marca, pierdes un vehículo para liberar tus ideas. Nunca me interesó hacer nada con mi propio nombre, no me interesa mi perfil en absoluto. No creo que trabaje bien por mi cuenta. Nunca quise ser una diseñadora tradicional, solo quería explorar cosas nuevas y colaborar con la gente. Silas me había permitido hacer eso. Alimentó mi vida social, alimentó mi forma de vivir. Yo siempre había sido 'Sofia, de Silas'. Después de dar a luz a mi primer hijo, entré en pánico; pensaba que había perdido mi identidad. Nunca había planeado ser madre y, de repente, me sentí inmersa en esa nueva vida. Pero me di cuenta de que había perdido lo que tenía con Silas, y ya no tenía un vehículo para trabajar. Así que Ferg y yo empezamos a trabajar juntos". Y así es como nació Aries en 2010.

El streetwear puede ser la tendencia dominante en este momento, pero en 2010 estaba muerto, más o menos. ¿Y que hay del streetwear dirigido específicamente para chicas que incorporaba elementos de lujo? Aries cayó en un mercado que no existía. Durante los primeros años nadie entendía del todo la firma. La resurrección de la moda urbana estaba ahí, solo que no se había encendido la llama todavía. Palace acababa de nacer, Supreme estaba haciendo una reaparición. Pero lo que estaba haciendo Aries no era tan sencillo. Combinaron la simple audacia y el humor de los gráficos de Ferg con la siluetas más complejas y materiales lujosos que se fusionaban con lo barato y prosaico. Abrigos de piel de oveja, tops de seda y camisetas Gildan pintadas a mano.

aries-alasdair-mclellan

"Cuando enseñamos la primera colección a compradores en París, todos decían: 'el streetwear está muerto, ¡nadie quiere eso ya!'. Pero Ferg y yo creíamos que no estaba muerto, estaba volviendo, solo que la industria de la moda no se había dado cuenta todavía".

Nadie entendía lo que Sofía y Ferg estaban haciendo, pero lo cierto es que nadie estaba haciendo eso. Había un espacio para ellos. Tenían un concepto muy potente, solo tenían que esperar a que la gente descubriera lo que Sofia estaba haciendo, y se fue difundiendo de boca en boca. El eslogan 'No Problemo', que encapsula de una forma tan maravillosa la actitud de la marca, estuvo ahí desde el principio. Al igual que Silas, la marca tiene un sentido del humor muy descarado y muy británico. La falta de definición exacta la ha mantenido en una buena posición a largo plazo, aunque al principio resultase difícil.

aries-alasdair-mclellan

"Si lo que hicimos entonces no estaba tan claro, creo que fue porque no tenía la fuerza mental, la arrogancia para definirlo de una forma contundente. Me había pasado los últimos siete años cuidando de mis hijos, en lugar de estar ahí fuera. Vuelves, eres mayor, estás más jodida, más cansada, tienes más responsabilidades. Nadie habla de eso, pero es verdad. Es aterrador. Tienes que tener valor". Pero Aries se ha convertido en la marca más codiciada, más ponible y más divertida del momento, precisamente por todo lo que ha pasado. Es muy humana, cercana y accesible, además de ser interesante y sensual. También ayuda que la generación actual no se coma tanto la olla sobre el género de la ropa. Lo que en un principio fue difícil de vender, hoy se ha convertido en su punto fuerte, que es su flexibilidad. Estas cosas por lo general siempre funcionan al revés. El streetwear está diseñado para los hombres, pero las chicas lo llevan igual. Con Aries, resulta reconfortante ver a los hombres obligados a hacer un esfuerzo similar para cruzar el género. Ahora la cosa va de 'girlfriend jeans' en lugar de 'boyfriend jeans'. Tenía un toque femenino que lo hacía destacar. Fue eso lo que le dio éxito en la moda y en una cultura más amplia, por eso ahora Aries puede colaborar con gente como David Sims, Jane How y Jeremy Deller.

Y ahora, como Slam City, o como la escena 'rave', Sofia ha construido una comunidad alrededor de lo que hace, un mundo alrededor de su marca. Ha sucedido de forma natural también, no ha sido forzado. "Colaboración es una palabra muy manida hoy en día. Pero esto ha pasado de forma muy orgánica. Me encanta esta forma de trabajar. Los artistas con los que trabajo no son solo colaboradores únicos; tienen un papel en Aries en general. Son mis amigos; no es una reunión rápida con un café, es algo que se fusiona de forma natural al ser amigos durante años. Es mi vida, y lo que me inspira. Creo que ese es mi objetivo principal con Aries, tener algo que pueda ayudarme a vivir como quiero vivir, en lugar de hacer algo que me mata". Y Aries, con su mundo realista pero inconformista, sincero y bello, es una firma que nos está dando vida.

aries alasdair mclellan
aries-alasdair-mclellan
aries-alasdair-mclellan
aries-alasdair-mclellan
aries-alasdair-mclellan
aries-alasdair-mclellan
aries-alasdair-mclellan
aries-alasdair-mclellan

Créditos


Fotografía Alasdair McLellan
Estilismo Jane How

Peluquería Eugene Souleiman de Streeters con productos WELLA PROFESSIONALS. Maquillaje Lauren Parsons de Art Partner. Uñas Lorraine Griffin. Colorista Rute Jay. Asistente de fotografía Lex Kembery, Simon Mackinlay y Peter Smith. Asistente de estilismo Elle Britt y Tom Grimsdell. Asistente de peluquería Pablo Kumin y Stefano Mazzoleni. Asistente de maquillaje Anastasia Hess y Eddy Liu. Asistente de uñas Charly Avenell. Producción Ragi Dholakia. Manager de Producción Claire Hush. Coordinador de producción May Powell. Casting Letizia Guarino. Modelos Edward Pooley. Hetty Douglas. Iris Dubois, de Premier. Jacob Nicholson. Kasper Kapica. Marco Torri. Martina Boaretto. Maxwell Lang. MILou Battien. Rohan Manderson. Suzi Leenars. Los modelos llevan ropa, gafas y calcetines de Aries.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Aries
Alasdair McLellan
sofia prantera