Publicidad

grindr, porno y sexo (gay): la moda abraza el 'lado oscuro'

"¿Qué te va? ¿Tienes sitio? Sin foto de cara no contesto".

por Álvaro Piñero
|
11 Febrero 2016, 9:35am

Campaña Diesel Underwear Hero Fit​

Aunque parece que las apps para ligar están cada vez más socialmente aceptadas, todavía hay muchos gays a los que les avergüenza que los demás sepan que tienen Grindr. Seguramente sea porque muchos lo asocian a fotos subidas de tono y al consumo de drogas, pero lo cierto es que no hay nada malo en tener sexo casual con desconocidos (o simplemente en conocer a chicos por el móvil).

Así lo vemos nosotros y parece que así también lo ve la industria de la moda. A lo largo de la última temporada, algunas de las grandes firmas han decidido nutriste de este universo tanto para presentar sus colecciones como para diseñarlas. Si tenemos en cuenta que la mayoría de directores creativos son hombres que se acuestan con otros hombres, y que cada vez más vivimos a través de nuestros móviles, la aparición de esta tendencia tiene todo el sentido del mundo.

Imagen vía @jw_anderson

Uno de los primeros en iniciar este movimiento ha sido Jonathan Anderson, pero no con Loewe (de momento), sino con su marca homónima. Hace algo más de un mes el diseñador presentó su colección otoño/invierno'16 en la London Collections: Men y ofreció además un servicio de streaming vía Grindr para ver el desfile.

Muchos consideraron que fue una jugada muy underground por su parte, pero otros no lo tenían tan claro cuando descubrieron que PR Consulting, la agencia de publicidad que trabaja con Anderson, también lo hace con la red social gay.

No obstante, según declaró en el backstage: "Para mí fue una oportunidad maravillosa para llegar a 196 países en un momento. Es algo increíble poder llegar a siete millones de personas a la vez. Creo que es muy importante que las marcas investiguen las redes porque es la única forma de ir hacia adelante. No veo ninguna diferencia entre Grindr, Tinder e Instagram".

Imagen vía @pieter_office

A pesar de ello, no sabemos si habrá muchos usuarios de la app que se levantaran -o que directamente no se fueran a dormir- a las 11 de la mañana (hora española) un domingo para ver el desfile.

Otros de los que se ha sumado a la iniciativa ha sido el diseñador Sebastiaan Pieter, que acaba de lanzar varios jerseys con mensajes como 'CRUISE' y 'HH' [High and Horny, es decir, 'colocado y cachondo']. Diesel también le ha visto muchas posibilidades a la plataforma y ha decidido publicitar su campaña primavera/verano'16 no solo en Grindr, sino también en Tinder y en Youporn y Pornhub, algunos de los portales porno más visitados del mundo.

En España, los primeros en hacer un guiño a la app han sido los chicos de Brain & Beast, que nos presentaron una camiseta con una nueva versión del logo en la pasada edición de la 080 en Barcelona.

Imagen vía @leo_tornev

Sin embargo, este fenómeno no solo se remite al mundo gay y ya son varias las (nuevas) firmas de lujo que han apostado por explorar el lado más ¿oscuro? del sexo y el fetichismo. Atrás han quedado los días del erotismo sofisticado de Helmut Newton o del Gucci de Tom Ford; ahora los jóvenes diseñadores que están redefiniendo el futuro de la industria se inspiran en los verdaderos bajos fondos.

Ejemplo de ello son firmas como Vetements que, en una industria que no ve más allá de los desfiles en el Grand Palais, ha conseguido que personalidades como Suzy Menkes aplaudan sus propuestas en un club sexual gay de Pigalle. También está Alexander Wang, que cerró su desfile del décimo aniversario de la firma con strippers bailando al ritmo de Tinashe y Lil Wayne (y todavía nos preguntamos qué cara puso Anna Wintour al encontrarse con la sorpresa).

Campaña Calvin Klein Jeans o/i'16,

Las cosas están cambiando, y esta vez va en serio. A medida que pasan los años, van apareciendo nuevas generaciones de profesionales de la moda y ese rejuvenecimiento también se percibe en la mentalidad de la industria. Ahora nos va el 'sexting' -como bien sabe Calvin Klein-, nos sacamos selfies desnudos, consumimos porno (sí, todos) y no nos da miedo hablar de ello.

Vivimos una revolución sexual 3.0 y, al igual que hace el arte, la moda no ha desaprovechado la oportunidad de retratarla de una forma más honesta en lugar de tratar de sofisticarla. ¿Cambiará la gente de la moda el champán y las after parties de las semanas de la moda por chill outs y poppers? ¿Ficharán los diseñadores a partir de ahora a sus modelos mientras ligan con ellos? Bueno, puede que de momento no lleguen tan lejos, pero nunca se sabe.

En una industria en la que Marc Jacobs vende camisetas bromeando sobre sus fotos desnudo y Vivienne Westwood convierte a los actores porno en modelos, ha quedado claro que cada vez tenemos menos tabúes que superar. La moda está deshaciéndose de ese aire elitista que le ha envuelto durante tanto tiempo y está dándole cabida a todos sin importar su género, sus orígenes o sus fantasías sexuales. Ahora no podemos esperar para ver qué será lo siguiente.

Créditos


Texto Álvaro Piñero
Campaña Diesel Underwear Hero Fit

Tagged:
Tinder
gay
Grindr
sexo
Diesel
Μoda
j.w.anderson