del cine de autor al escenario: najwa nimri no se rinde a lo convencional

Con motivo de su próxima actuación en el Ballantine's True Music Festival de Madrid, hablamos con la artista multidisciplinar sobre su extensa y exitosa carrera en la industria de la música y el cine, así como de sus proyectos para el futuro.

por Manu Palmer
|
01 Junio 2017, 8:10am

Actriz, cantante y —sobre todo— artista. Najwa Nimri es una auténtica leyenda del panorama cinematográfico y musical de nuestro país. Firmó uno de los discos alternativos españoles más destacados de los noventa junto al productor Carlos Jean; ha sido dirigida por prestigiosos realizadores como Médem o Amenábar; ha creado un musical que está recorriendo todo el país y, recientemente, ha revolucionado la televisión con su personaje de Zulema en la serie Vis a vis.

Lo cierto es que a Najwa poco le queda por hacer. Muy pronto volverá a los cines con Quién te cantará, el nuevo proyecto de Carlos Vermut, pero antes la podremos ver el próximo 9 de junio en el Ballantine's True Music Festival: una novedosa e indispensable cita que tendrá lugar en 17 salas de Madrid durante un fin de semana único donde la música y la capital son las principales protagonistas. Con motivo de ello, hablamos con la polifacética artista sobre sus próximos proyectos, la televisión y su inminente actuación en el festival.

Has estado inmersa en el rodaje de ¿Quién te cantará?, la esperadísima nueva película de Carlos Vermut. ¿Cómo ha sido el rodaje? ¿Cómo es trabajar con Carlos Vermut?
Ha sido como volver al cine. Me había olvidado de que el cine existía y he vuelto a creer en él. Con Vis a vis volví a retomar la interpretación porque en ese momento cantaba exclusivamente. En la serie, volví a enamorarme de un personaje e interpretar a esa velocidad me encantó, pero con Carlos me he vuelto a enamorar del cine. Ahora, el nivel de concentración, comprensión y exigencia de este director no es para todos. Pide un nivel de entrega que no es de este planeta.

¿Nos puedes contar algo sobre la película?
No sé qué te puedo contar que no sea el argumento, pero él es muy reservado y paso de que me eche la bronca (Risas). No quiere que se sepa nada. Tengo millones de cosas que podría colgar en Twitter o Instagram y las veces que he colgado alguna cosa, me llama para decirme que lo borre. Y eso que él no tiene Instagram.

Como bien recordabas, has participado en una serie muy aclamada y premiada como es Vis a vis. ¿Crees que la televisión en España está evolucionando?
Sí, creo claramente que está evolucionando. La evolución en televisión tiene que ver con el entretenimiento, hablando en términos creativos. No tiene que ver tanto con el camino personal creativo de uno sino con hacer que las masas estén entretenidas durante un buen rato del día. Es un enfoque del entretenimiento distinto al de un autor como Carlos Vermut. Aunque todo parezca lo mismo, para mí por lo menos no lo es. Tengo muy claro qué me aporta una cosa y qué me aporta otra.

Creo que la televisión está evolucionando en el sentido de que se da un paso y se empieza a crear contenido que era impensable hace unos años. Y este primer paso para conseguir esa evolución es dejar de pensar que el público es gilipollas. Entonces, cuando dejas de pensar que tú eres el tío más listo del mundo y el resto es gilipollas, como piensan los políticos en este país, las cosas empiezan a salirte mejor. En este país todo el mundo cree que saben mogollón de cosas y que el resto de la gente es muy imbécil.

Creo que esa ha sido la premisa fundamental por la que la ficción televisiva ha empezado a tener más éxito. Tiene que ver con el sexo, con la violencia y con hacer partícipe al público de un imaginario un poco más evolucionado. La fábrica debería estar permanentemente elaborando, ya que su objetivo es entretener a la masa, que además es pensante y no gilipollas. Yo también soy masa pensante. Si quieres entretenerme, hoy me das un poco de esto, pero mañana me das otra cosa. Lo que hay que estar es en permanente cambio.

En el caso de Vis a vis, dieron con algo que a la gente le enganchó, pero no acabó de completarse. Es lógico que nos pidan que volvamos. Yo nunca había vivido algo así; siempre había hecho un personaje y adiós. Pero cuando no puedes dejar aparcado un personaje, para un actor es una agonía, por lo menos para mí. Es como: "¡Me quiero quitar esta persona de la cabeza!".

¿Volverías con Vis a vis entonces?
Exclusivamente para cerrar el personaje. Más allá del dinero que te proporciona la televisión, que está muy bien, en este caso sería exclusivamente por cerrar este capítulo en mi vida y dejar al público satisfecho.

Te subiste hace poco a los escenarios con el musical Drac Pack, un género que no suele ser bien valorado. ¿Tenemos que reivindicarlo?
Yo no reivindico nada. No he ido a un musical en mi vida, ¿cómo voy a reivindicarlo? Lo único que puedo reivindicar de Drac Pack es que lo he producido, escrito y hecho la dirección musical, junto a Carlos Dorrego, Emilio Tomé y estas chicas maravillosas que me acompañan [parte del elenco de Drac Pack ha salido de Vis a vis]. Nos lo pasamos bomba y estamos llenando en casi todos lados. No lo hacemos para reivindicar; nos expresamos de esa manera. De hecho, Carlos y yo estamos escribiendo para hacer otra cosa audiovisual. 

¿Qué te llevas de esta experiencia hasta ahora?
Es muy gratificante cuando comienzas un proyecto desde cero y consigues el dinero, consigues pagar a todo el mundo y consigues crear un pequeño lugar donde todos se puedan nutrir de ello. Cuando consigues todo, en definitiva. Tengo la sensación de haber creado con mi socio algo que nos va a dar muchas alegrías, tanto a nosotros como al público.

Publicaste Donde rugen los volcanes en 2012, y dos años después volviste con Rat Race. ¿Estás preparando algo nuevo para los próximos meses?
¿Sabes lo que pasa? Carlos Vermut ha reversionado varias de mis canciones para su película; Drac Pack es un musical; la película que voy a hacer con Julio Médem tiene que ver con música también… Entonces lo que me sucede es que, incluso sin crear música, todo lo que estoy haciendo tiene que ver con ello. Tengo ganas de centrarme en algo exclusivamente mío, lo que pasa es que ahora mismo no termino de poder desconectar de la música porque en el fondo sigo haciéndolo. He empezado a tramar lo siguiente, pero sinceramente no sé la forma que le voy a dar. Por ahora, estoy explorando con tres personas a la vez tres géneros distintos. ¿Qué saldrá al final? No tengo ni idea. Estoy en ello, pero no quiero hacer un álbum rápido, sino meterme en algo elaborado y esta vez quiero cuidarlo. En principio quiero que sea en castellano; no sé si lo conseguiré.

Si estás constantemente rodeada de música, no sé si tendrás ganas de escuchar algo cuando llegas a casa.
Cuando vamos y venimos en furgoneta de los bolos siempre pincho yo, así que imagínate. Escucho mucha música, todo el rato y de todo. Hoy me engancho a un grupo y mañana a otro.

¿Qué artistas te influyen a la hora de crear temas?
Referentes no tengo ninguno. Los referentes hace tiempo que se me pasaron. Hay muchos grupos que no uso como referencia, pero los escucho porque en el momento es lo que más me tranquiliza. Hasta ska estoy escuchando ahora. Y luego los clásicos siempre los revisito, claro.

En 2018 se cumplirán 20 años de No Blood, el primer trabajo de Najwajean. ¿Cómo crees que ha ido madurando este álbum?
Pues no lo sé. Sé que significó algo y ya está. Solamente se trata de eso, ¿no? De hacer cosas que en algún momento signifiquen algo. Creo que es muy importante hacer las cosas para uno mismo y para su vida. En un momento dado, No Blood abrió el camino y eso está bien porque igual hay gente en su casa que se siente sola haciendo algo parecido y así piensa que hay más gente como esa persona a su alrededor. Hacer compañía a ese nivel sí que me parece importante.

¿Hay algo en todos estos años de carrera de lo que te hayas arrepentido?
No haberme quedado en Los Ángeles, porque habría ganado más dinero, básicamente [NdE: a principios de los 2000, Najwa fue seleccionada por una importante agencia de actores]. A veces pienso que tenía que haber aprovechado Hollywood y haberle sacado algo de beneficio, pero no pude. En Hollywood te piden hacer de todo, por lo que estás muy expuesta, y si no tienes a alguien apoyándote a tu lado constantemente es muy complicado. Llegaba todas las noches llorando al hotel y me dije: "¿Qué hago aquí? Me piro". Lo peor es que ese es el juego, y si le pillas el ritmo y te lo tomas con ironía, puedes darle la vuelta a la situación, rentabilizarlo y volverte a casa tranquilamente con unos cuantos fajos en el bolsillo.

Hace bastante que no actúas en solitario en Madrid (la última vez fue hace un año con Najwajean). ¿Qué podemos esperar de tu próximo concierto?
No es en solitario porque voy con mi banda, Didi [Gutman] y Matías [Eisen]. Haremos lo que veníamos haciendo con Rat Race más o menos, tocando lo mismo, pero de diferente manera porque Matías ha avanzado muchísimo. Los bolos que tenemos ahora no teníamos por qué hacerlos, porque no tenemos nuevo material, pero nos apetece mucho juntarnos de nuevo. El público podrá ver por primera vez un experimento audiovisual de locos que estamos preparando y estamos aprovechando estos conciertos fuera de la gira para probar cosas nuevas y sonidos más evolucionados.

El próximo viernes 9 de junio actúas en el Círculo de Bellas Artes con motivo del Ballantine's True Music Festival. ¿Cómo te sientes al formar parte de esta nueva iniciativa que invade de música la ciudad de Madrid?
Muy bien. Me parece buena idea que utilice la ciudad como escenario. La música llega por varios puntos y de esta manera no está concentrada en el mismo sitio. Esa parte de la idea me parece bastante potente y un aciertazo.

Compaginas tu faceta de actriz con la de cantante, ambas de forma bastante exitosa. ¿Es difícil tener dos profesiones como estas en España?
Después de 25 años haciéndolo, no sé qué responderte a eso. Sí, supongo que es difícil. Es lo que hago, así que estoy acostumbrada. Un actor cuando deja de actuar va a talleres, se sigue formando… Yo no. Yo necesito abstraerme y seguir creando cosas nuevas. Con ello no quiero decir que sea malo hacer una sola cosa, sino que a mí no me sale.

Cuando es una necesidad, es complicado decidir si tener dos trabajos artísticos es difícil o es fácil. Hoy en día todo es difícil. La jugada es complicada para todo el mundo: actores, cantantes o barrenderos. Aquí todos hacemos lo que podemos. Yo creo totalmente en el disfrute, y yo disfruto mucho con la carrera que me he elaborado. Me he creado una figura que me representa más o menos bien, estoy donde quiero estar y con eso estoy contenta. It fits me. Lo único que a veces echo de menos es que me gustaría tener más pasta todavía (Risas).

Recomendados


Texto Manu Barrena

Tagged:
Madrid
ballantine's true music festival
najwa