Publicidad

así afecta la crisis a los jóvenes españoles

Un estudio revela cómo será nuestro futuro laboral en 2018.

por Raquel Zas
|
29 Septiembre 2015, 7:20am

Imagen vía @victoriaDeluxe en flickr

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Muchos nos preguntamos cuándo llegará el momento en el que esta crisis que ha desembocado en lo que ya se conoce como la 'generación perdida' termine. Nadie lo sabe con certeza, pero gracias a un nuevo estudio podemos imaginarnos cómo serán las cosas en 2018. Una investigación llevada a cabo por tres españoles -apoyados por el Centro Reina Sofía- nos ofrece un exhaustivo análisis de cómo serán los jóvenes del futuro próximo.

El estudio presenta varias conclusiones que nos temíamos. ¿Seguiremos en crisis? Pues la respuesta es que . El desempleo provocará el efecto crowding out, que significa que los jóvenes desempeñarán empleos por debajo de sus titulaciones, lo que desemboca en que aquellos que no tengan estudios superiores quedarán relegados a la marginalización y exclusión social. Los universitarios que no encuentren empleo tendrán dos opciones: seguir formándose o emigrar

Fotograma de 'Trainspotting'

Además, la falta de becas y la inestabilidad de los préstamos escolares impedirá que los jóvenes con menos recursos puedan estudiar.

Puede que en el campo laboral las cosas, desafortunadamente, no vayan a cambiar mucho, pero sí lo harán en los asuntos sociales. La participación social de los jóvenes españoles estará caracterizada por una mayor implicación en el ámbito colectivo y una renovación constante de temas y causas de movilización. 

Los jóvenes en 2018 serán más tolerantes, abiertos y estarán más sensibilizados con los problemas sociales. La institución más valorada será la familia, aunque no el modelo tradicional en el que el matrimonio hombre-mujer es la columna vertebral, sino que estarán mucho más abiertos a nuevos tipos de familias unilaterales o con parejas del mismo sexo. 

Fotograma de 'Shameless'

La desafección política alimentará nuevas opciones antisistema que se autodenominarán como "movimientos", "plataformas" o "candidaturas asamblearias". Ya no habrá expertos u outsiders en la política; los jóvenes optarán por buscar otras alternativas y formas de participación y protesta para cuestiones sociales concretas. La política, pues, estará en la nube.

En resumen, puede que la luz al final del túnel no sea muy brillante, y desde luego que el futuro está por escribirse, pero si para algo va a servir la crisis que ha sacudido España es para despertar a las nuevas generaciones (y esperemos que también a las anteriores). Es el momento de cambiar las cosas y confiamos que en los próximos años los jóvenes demuestren lo que pueden llegar a conseguir.

Puedes leer el informe completo aquí.

No te pierdas:
*13 jóvenes activistas dispuestos a cambiar el mundo
*Así es cómo la generación Z va a cambiar el mundo
*Somos demasiado jóvenes para estar tan tristes

Recomendados


Texto Raquel Zas
Imagen principal vía @victoriaDeluxe en flickr