lattes cósmicos y poesía en internet con la artista deanna havas

Hablamos con la neoyorquina sobre servir bebidas para Hans-Ulrich Obrist y sobre el porqué se irá de la ciudad de Nueva York.

por Dean Kissick
|
30 Julio 2015, 3:10pm

La artista de 26 años de edad, Deanna Havas, está a punto de abandonar Nueva York, donde nació y creció, para irse a una ciudad menos voraz y más barata en algún lugar de Europa -y una escena artística menos enfocada en el mercado. Ciertamente su obra no es muy comercial. En el pasado ha preparado café del color del universo para el súper comisario de arte suizo enloquecido por la cafeína, Hans Ulrich Obrist, y sus acólitos, ha presentado bocetos informáticos infantiles para el Día de Muertos disfrazados de vampiros y calabazas, y utilizó una aplicación de traducción telefónica para invocar poesía surrealista de objetos cotidianos.

Gloco Loco en Marbriers 4

Deanna está interesada en desarmar el lenguaje y examinar la forma en la que nos comunicamos. Su obra Actual Person, por ejemplo, es un poema épico compuesto por frases de confesionarios en línea, que van desde lo sublime hasta lo molesto. "Consumo drogas y olvidé ponerme ropa interior", dice un verso. "Se derritió mi labial de hierbabuena", dice otro. Es también una tuitera prolífica y franca con sus propios pensamientos sobre el mundo del arte, mezclados con fragmentos sobre su vida personal, y quejas sobre cómo son tratados los artistas jóvenes. Escribe cosas como: "Las expectativas para un artista aquí exigen que te conviertas en un Indiana Jones anarco-capitalista con un trabajo aparte de 40 horas, saber de relaciones públicas y ser sexy".

Deanna es emocionante porque es una voz crítica, pero también es una artista ambiciosa. Después de graduarse de RISD en 2011, ya tuvo una residencia en la Fundación LUMA/Westbau en Zurich, y, a principios de este año, una exposición individual en el espacio de proyección Marbriers 4 en Ginebra.

¿Qué es lo que te obliga a abandonar Nueva York?
Se necesita una combinación de padres ricos y éxito sustancial en el mercado para "triunfar" aquí como artista, lo que no tengo. Creo que Nueva York asignó a Taylor Swift como embajadora oficial de la ciudad para reiterar que solo los hijos de los banqueros profesionales son bienvenidos aquí. Ya no es una ciudad de artistas. 

Airplane Drawing

¿Qué clase de ciudad es ahora?
Escuche a otra artista describirla como "la versión de Dubai del hombre pobre". Pero nunca he ido a Dubai. La industria sigue aquí, por supuesto.

Hablemos de una de tus obras de arte. ¿Qué fue el Cosmic Barista?
Cosmic Barista fue una presentación con motivo del lanzamiento del libro Ways of Curating de Hans-Ulrich Obrist en el Instituto Suizo de Nueva York. Una de las preocupaciones en su libro es la homogeneización cultural. Y también detalla su amor por el café, especialmente con una anécdota de Honoré de Balzac, de quien se rumora que bebía más de 50 tazas al día. Recordé un artículo reciente que trata de cómo los científicos descubren el color espectral promedio del universo, un beige claro que llamaron "latte cósmico". Tenía sentido que sirviera esta bebida cosmológica en la apertura, aunque era un poco más ligero que la manera en que la mayoría de la gente toma su café.

¿Cuál es el papel actual de un artista? ¿Producir objetos, u ofrecer servicios, o algo completamente distinto?
No estoy segura, pero tengo la certeza de que es el mismo que siempre ha tenido.

Hablemos de otra de tus obras de arte. ¿Qué fue Object Avant-Poetry Hour?
Fue una presentación -que duró cerca de tres horas- para la galería Marbriers 4 en Ginebra, en relación con una serie de grabados de PVC en los que estaba trabajando en ese momento. Actuando como médiums, mi amigo y colaborador, Tristán Gigon, y yo usamos una aplicación de traducción en tiempo real en un teléfono para derivar el lenguaje de objetos y situaciones comunes, pero debido a las limitaciones técnicas de reconocimiento óptico de caracteres y de diseño de algoritmos, resultó defectuosa, a veces superponía texto donde originalmente no había. Lo que los artículos expresan generalmente se parece a la poesía dadaísta. A veces parecían capaces de humor e incluso de relevancia.

Alas Me

¿Cómo describirías tu práctica?
Como multidisciplinaria. La ontología es más importante para mí que cualquier medio o método en particular; respondo a marcos existentes, particularmente el del yo y el del mundo como entidades totales. Mi comprensión del mundo, como objeto, es muy nostálgica. Algo así como una caricatura formada por el Capitán Planeta, los ideales multiculturalistas fomentados durante mi educación pública ("el crisol de culturas"), la geopolítica, la Guerra Fría, los anuncios de Benetton, el animismo de Disney [la idea de que los animales, e incluso los objetos, poseen una esencia espiritual]. Siempre existió una presencia prolongada de autoexpresión coaccionada en mi infancia. Recuerdo las pinturas de los dedos del niño de mi vecino pegadas en su puerta principal, las actividades extracurriculares que abarcaban todas las disciplinas, jugar Pictionary con mi terapeuta. Recordando, estos valores, finalmente hiper-individualistas, influyeron en mi decisión de continuar con las artes.

Y ¿cómo te va?
En muchos sentidos, creo que el tema neoliberal culmina, si no es que implosiona, sobre sí mismo, en el ideal del artista. Hoy en día, tienes que ser creativo en prácticamente todos los campos para encontrar y conservar un trabajo; o más exactamente, un trabajo contractual precario. Incluso la trayectoria profesional ha desaparecido. Si no te acercas a la vida con una desagradable actitud emprendedora, te dejarán morir porque no tenemos red de seguridad social en este país. Lo mejor que puedo hacer es resaltar mi propio narcisismo y aceptar la rareza como una virtud.

Airplane Drawing

¿En qué estás trabajando ahora?
En un objeto funcional para una exposición colectiva en noviembre, pero no puedo hablar de ello porque el comisario quiere mantenerlo en secreto. Puedo decir que es un objeto decorativo para el hogar.

@deanna_havas

Credits


Texto Dean Kissick
Imágenes cortesía Deanna Havas
Imagen principal cortesía Swiss Institute

Tagged:
Internet
NY
Cultură
deanna havas