la sudadera de h&m de la que todo el mundo habla

Con el lanzamiento de la segunda colección de Kanye para Adidas, los fans del rapero han invadido las tiendas de H&M en busca del look más parecido (y asequible).

por Maude Churchill
|
21 Septiembre 2015, 7:35am

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Las marcas llevan muchos años recurriendo a las celebrities como estrategia para aumentar sus ventas y algunas empresas han basado incluso toda su fórmula en este concepto. Por ejemplo, la marca de belleza Rimmel no tuvo ningún reparo en exprimir abiertamente el estilo londinense de Kate Moss con el eslogan Get the London look.

Y funciona, en todos los rincones del planeta, aunque el sector demográfico que hemos asociado normalmente a este tipo de comportamiento por parte del consumidor parece haber cambiado.

Esta semana hemos visto como todos aquellos que acostumbraban a dejarse llevar por la autenticidad y legado de las marcas de lujo, ahora también optan por una de las mayores cadenas de moda del mundo, H&M.

Imagen vía Facebook

En un movimiento inteligente, el gigante de la moda ha cogido una de las prendas de la marca de Kanye West (una sudadera oversized desgastada) y la recreado en masa para el gran público. 

El resultado ha hecho que tanto los obsesionados con las tendencias como los locos por la música del rapero saquen uñas y dientes para conseguir hacerse con una de estas piezas. Algunos han estado dispuestos incluso a negociar utilizando como moneda de cambio sus queridas (y exclusivas) prendas de Supreme.

El poder de las celebrities ha empezado a ponerse por encima de la autoridad de las marcas y todo lo que estos consumidores solían respetar. La sudadera original fue diseñada por el diseñador colombiano criado en Bélgica Haider Ackermann.

Creada a partir de un jersey desgastado, este es un ejemplo perfecto de cómo el lujo se ha minimizado hasta el extremos y, al tratarse de una prenda de una marca relativamente modesta, nadie esperaba que se fuese a explotar demasaido. Sin embargo, para H&M la marca queda en un segundo plano, a la sombra de la firma de Yeezy.

Imagen vía @yeezyseason2

Los seguidores de Kanye West no piensan en Haider, sino en el propio Kanye, que cuenta con el capital cultural necesario para vender prendas de H&M a los obsesionados por las tendencias. Ha conseguido apropiarse de la prenda como parte de su propio estilo, que luego ha sido absorbido y ha conseguido infiltrarse a través de su colección para Adidas Originals, YEEZY Season 1.

Los famosos siempre han tenido el poder de la influencia que han adquirido a través de su omnipresencia en los medios y por eso acaban influyendo en nuestras opiniones. Admiramos sus valores y talento y, al comprar lo que ellos compran y llevar lo que ellos llevan, creemos que podemos vivir sus vidas.

Por esa razón, Kanye West es un personaje que hay que tener en cuenta y ha hecho que incluso hasta los consumidores más conscientes corran hacia el H&M más cercano. Lo más sorprendente es que Yeezy ha conseguido que hasta los jóvenes con la ropa más exclusiva se vuelvan locos por hacerse con una de estas sudaderas de 24,99 euros producidas en masa.

Imagen vía @color_scientist

Seamos sinceros, ¿quién no se ha enamorado alguna vez de una prenda que cuenta con la aprobación de un famoso en algún momento de la trayectoria de su armario? Seguro que muchos más de los que lo admitirían, pero los obsesionados por la moda van un paso más allá y pueden llegar a acampar toda la noche para conseguir la última camiseta con el logo de una marca que produce ediciones limitadas.

Están dispuestos a pagar cientos de euros por un nuevo par de zapatillas, siempre que sean tier zero, por supuesto, y piensan en sus compras como una inversión puesto que planean por adelantado estrategias de reventa antes incluso de tener el producto entre las manos, pero la emoción que encierra la persecución de la prenda puede con cualquiera cuando se trata de moda. 

El extraño enigma tras la ropa producida en masa es que, a pesar de poder encontrarla por todas partes, entrañar una dudosa ética, carecer de un trasfondo cultural y ser más asequible que sus equivalentes en los grandes almacenes, cuando encuentras una joya entre el gran volumen de las principales cadenas, la euforia que sientes es real. 

Situaciones comparables en las que se llega a este momento de éxtasis es en las compras en mercadillos, al rebuscar en tiendas de segunda mano o al fisgar entre la ropa vieja de tu abuela. El entusiasmo es el mismo, y si añades a Kanye a la ecuación, harás que toquen el cielo.

Recomendados


Texto Maude Churchill

Tagged:
H&M
Yeezy
Noticias
Μόδα