Fotografía Sam Hellmann

la estrella del pop con el corazón tan roto que inventó un nuevo género musical

QUIÑ, amiga y colaboradora de Syd tha Kyd, crea música realmente sensual.

por Georgie Wright; traducido por Eva Cañada
|
14 Febrero 2018, 3:18pm

Fotografía Sam Hellmann

QUIÑ ha sido despedida de todos los trabajos que ha tenido. "Excepto en GAP, en San Francisco", afirma. “Lol.” Esta cantante afincada en Los Ángeles se embarcó en una ilustre carrera en el mundo del telemarketing, pero la despidieron porque no dejaba de quedarse dormida al teléfono. "Al final me decían cosas como, '¿Por qué estás aquí? Vete a casa'", explica. Tenemos suerte de que no sea la mejor conservando un trabajo normal. Si lo fuera, probablemente no estaríamos hablando de su carrera como estrella del pop.

A pesar de sentirse demasiado cohibida para tomarse a su amor verdadero (la música) en serio, un desengaño amoroso proporcionó la motivación que la empujó a salir de su zona de confort y adentrarse en un nuevo lugar. Ahora forma equipo con Syd y con el rapero residente en Compton Buddy, tocando en el festival Afropunk e inventando un género musical completamente nuevo para describir su sonido: "fantasy soul".

¿Qué es el fantasy soul? “Es un lugar seguro donde puedo ser infinita, donde todo es posible", Entonces, ¿cómo suena? Una hipnótica mezcla de melodías sacadas del RnB y ritmos minimalistas, todo ello envuelto por su susurrante acento californiano. "Sticky Situation", su colaboración con Syd, es absolutamente impecable: lentas melodías eléctricas perfectas para hacer el amor. Obviamente, escuchar música durante el sexo suele ser una idea terrible, pero si tienes que hacerlo, te aconsejamos que elijas este tema.

El concepto de su más reciente EP, DREAMGIRL, nació por su deseo de lanzar un proyecto de tres piezas para el día de San Valentín, pero ese proyecto se convirtió en algo mucho más grande. Eso explica su lanzamiento muy poco valentinesco, el día 1 de septiembre. Querido lector, la espera mereció la pena. "The Beginning" nos trae a la mente el funk de Goldlink, del tipo que te hace mover la cabeza arriba y abajo con tanta energía que tu compañero de mesa te pregunta si estás bien, tío.

"Happened to Happen", la colaboración con Buddy, es un tema similarmente optimista. "Sailboat" incluye una catártica cascada de acuosos efectos de sonido, que conjuran visiones de cataratas, mientras que "BB" es tan agresivo como la "mala puta" sobre la que habla. Pero podría decirse que el tema más destacado es "Sticky Situation" (ft. Syd), con su escasa producción, su adictiva melodía y unas voces tan relajadas como el nacimiento del tema: “Me acerqué a su casa para pasar el rato y acabamos creándolo. Sin presiones, tan solo un día normal de relax. Es fácil cuando estás haciendo canciones con tus amigas". Colegas musicales del mejor tipo, ¿verdad? Auténticas Dreamgirls.

Teniendo en cuenta toda su experiencia, pensamos que era preciso repasar la lista de QUIÑ de los componentes esenciales del humano perfecto. Número uno: "Sé consciente de que ya eres la persona que has soñado en todo momento". Dos: "Confía en ti mismo, en tus gustos y en todo lo que te hace ser tú". Tres: "Recuerda el niño que hay en ti y asegúrate de que se siente orgulloso". Cuatro: "Vive la mejor vida que puedas vivir". Supongo que, entonces, todos deberíamos estar juntándonos ahora mismo con los operadores de telemarketing.

Créditos


Fotografía Sam Hellmann

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Los Angeles
Syd
Syd The Kyd
dreamgirl
fantasy soul
QUIÑ