Imagen cortesía de CIFIKA 

cifika quiere ser el futuro de la música electrónica coreana

La artista de Seúl habla sobre K-pop, los robots de Boston Dynamics y su deseo de ser una persona del futuro.

|
03 enero 2019, 5:19pm

Imagen cortesía de CIFIKA 

“Me gusta nadar porque me siento como un bebé en el vientre de una madre. Tan líquido", la voz entrecortada de CIFIKA me dice por teléfono. “Escuchas el sonido del exterior, pero no realmente. Todo se vuelve borroso y entumecido en el agua. Me gusta eso”.

Es demasiado temprano en la mañana para que cualquiera de las dos esté hablando de la vida y la muerte y varias interpretaciones del agua como una energía que fluye, pero hay algo magnético en CIFIKA que solo prevalece, impone. Hasta ahora, hemos hablado sobre su gira, música y estilo de producción, pero también sobre el yin y el yang y cómo el universo tiene una forma divertida de mantener a todos bajo control.

"Si algo malo sucede, algo bueno sucederá pronto", dice ella con una mentalidad poco característica de alguien a la mitad de sus veintes. "Y si algo bueno sucede, algo malo seguirá". Así es como la música surcoreana Yousun Cho, vive su vida –entretejiendo el concepto en sus acciones, siempre pensando en el futuro, prestando esta energía equilibrada a todo, incluyendo su música.

CIFIKA se estaba preparando para su primera aparición en el Evento de Danza de Amsterdam. Es un paso fructífero para el emocionante año que ha tenido, comenzando con el lanzamiento de MOMOM, una colaboración hipnótica con el líder de la banda indie Hyukoh, Oh Hyuk, seguida de una gira por los Estados Unidos. No es una hazaña ordinaria, teniendo en cuenta que la música electrónica todavía está viviendo sus primeros años dentro de la saturada industria del pop de Corea del Sur, pero CIFIKA es parte de una escena que intenta reinventarla.

Mientras viajaba de una ciudad a otra, CIFIKA, que pasó un tiempo estudiando en California, también publicó su segundo EP, Prism. En comparación con el fascinante caos de Intelligentsia de 2016, creada cuando estaba encontrando su equilibrio en la música electrónica, los tracks de Prism atravesaron la psique con una intensidad concentrada: primero haciendo el corazón a latir y luego jalándote para que descanses en aguas tranquilas. Aquí, CIFIKA sabía quién era ella. Ella sabía lo que quería mostrar al mundo, lo que resultó en un álbum que era honesto, vulnerable y esperanzador al mismo tiempo.

Sus días son más tranquilos ahora, pero la emoción inevitablemente aumenta a medida que habla de su próxima actuación: "Me inspiro en la cultura musical de Europa. Es grande y diversa. Tienes muchas opciones. El público también está más familiarizado con la música electrónica. Están más abiertos a los músicos electrónicos de otras razas".

Hablamos con CIFIKA sobre, entre otras cosas, su amor por las medusas y Boston Dynamics.

¡Hola CIFIKA! Hace poco terminó lo que se conoció como la gira más larga en los Estados Unidos de una artista coreana. ¿Qué te llevas?
Principalmente, aprendí a manejar mi cuerpo y mi alma. Hacer 20 shows diferentes seguidos requiere de mucha energía, así que tuve que cuidarme antes que a nadie más y realmente concentrarme en mi acto.

También estuviste en SXSW por primera vez. ¿Qué tal fue?
SXSW fue increíble. Pude tocar con otros artistas de K-pop, mi set fue entre Crush y Lee Hi. Fue emocionante hablar con ellos y ver cómo les va con sus shows.

Es interesante que menciones el K-pop. Alguna vez dijiste que los artistas coreanos nunca llegarían a algo grande en Estados Unidos debido a las diferencias culturales. ¿Sigues pensando así?
Mi perspectiva cambió un poco con BTS, por todo lo mucho que han logrado en Estados Unidos. Entonces, sí, creo que el K-pop en sí mismo puede ser aceptado como una nueva cultura para los estadounidenses.

Pero Corea tiene más que ofrecer musicalmente que solo K-pop.
Sí, especialmente música electrónica de artistas coreanos. Es única y diferente debido a nuestros orígenes. Si mezclamos ese elemento asiático con la música, creo que se pueden crear cosas geniales –como la forma en que he usado algunas melodías de viejas canciones tradicionales coreanas. Están compuestas principalmente con una escala menor y es divertido jugar con ellos.

Es interesante verte evolucionar así, porque se cuenta que no estabas realmente interesada en la música hasta hace unos años. ¿Qué te hizo involucrarte?
Cuando me mudé a los Estados Unidos para estudiar, dejé de escuchar música. Pero luego me gradué y descubrí la escena electrónica. Vivía en Los Ángeles y tuve la oportunidad de ir a ver artistas geniales. Después de descubrir que algunos artistas de música electrónica producían su música en sus habitaciones con solo un par de speakers, laptops y tarjetas de audio, pensé 'Oh, tal vez podría intentar hacer mi música'. Fue entonces que comencé a hacer mi propia música y a subirla a Soundcloud. Solo estaba jugando.

Cuéntanos sobre la escena de la que eres parte en Corea del Sur.
Es principalmente una escena underground, pero está creciendo lentamente porque siempre salen nuevos músicos que lanzan sus primeros EP. Creo que está creciendo muy gradualmente, pero podría ser más viral con la promoción o el marketing adecuados. Es un poco de superar obstáculos, para ser honesta.

¿Podrías explicar tu creencia de que la música tiene un componente visual?
Cuando hago música, primero la visualizo y luego la convierto en música con un secuenciador. Creo que están profundamente conectados. El proceso en sí comienza desde lo visual, y luego se convierte en música y sonido.

¿Qué tipo de visualizaciones son?
Pienso en las situaciones: los diferentes componentes y elementos, uno junto al otro o uno encima del otro, o repitiéndose. Recojo patrones de diferentes telas o diferentes materiales. Es fácil transferir eso a patrones en música con diferentes instrumentos y sonidos. Hay ondas sinusoidales, ondas cuadradas, y todas tienen diferentes personajes, fortalezas y genios. Es como transferir esas texturas a la música.

En tu música te enfocas mucho en el concepto de "persona del futuro". ¿Qué es eso?
Prefiero el futuro al pasado. El pasado es algo que recuerda y lamenta y recuerda, pero el futuro es algo que puedes reconstruir, ya sabes, imaginar y crear cosas nuevas. Nunca esperas lo que viene en el futuro, y eso me gusta.

¿No es eso un poco aterradora, la incertidumbre?
Realmente no. La mierda sucede todo el tiempo y todo pasa por una razón.

A veces hablas de una entidad llamada "ella" en tu música. ¿Quién es esa persona?
Soy yo del futuro. Ella tiene más experiencia, más recuerdos. Ella es una versión más amplia de mí.

Eso es genial. Si te pidiera que hicieras un moodboard de tu música, ¿qué incluiría?
¿Has visto el último robot de Boston Dynamics? Definitivamente habría una foto de eso. También de agua. Y estoy realmente interesada en los animales –gatos, perros y medusas. Son geniales, son transparentes, son incoloros, son del océano y son venenosas. ¡Son una locura!

Hay una escena en tu documental, Recuerdos a corto plazo, donde abres y cierras una botella de perfume porque te gustó el sonido. Si te dieran solo cinco sonidos para trabajar con ellos, ¿cuáles serían?
La risa de un niño, una tela arrugándose, los sonidos de las personas cuando tienen sexo, alguien que juega con goma y, por último, un coro de himnos. Escogí sonidos con diferentes timbres para poder componer algo. Simplemente me gusta usar cualquier sonido que sea bueno y hermoso para mí.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.