Fotografía Lucasz Wierzbowski

el íntimo y profundo vínculo de dos hermanas inseparables en imágenes

Lukasz Wierzbowski expone una serie fotográfica que rinde homenaje a la feminidad en su estado más puro.

por Sarah Moroz
|
04 Mayo 2018, 9:21am

Fotografía Lucasz Wierzbowski

Todos y cada uno de los aspectos del trabajo de Lukasz Wierzbowski son provocadores. No hablamos solo de los sujetos a los que retrata —que trepan por los árboles, hacen fuertes con almohadas, se tumban por ahí de forma lánguida y esconden sus cabezas en los cuellos altos de sus jerséis—, sino también de su mirada, que se abre camino entre estampados de colores brillantes y rayas de luz contrastada. No es demasiado sorprendente que Wolfgang Tillmans y Guy Bourdin sean los predecesores de la fotografía que influyeron en su visión.

Para la edición de 2018 de Circulation(s) en París -un festival anual que destaca la fotografía europea contemporánea emergente- la larga práctica de Wierzbowski de relatar a sus dos sobrinas (que en realidad tienen su edad) se convirtió en un álbum familiar divertido y relajado. Simplemente bautizadas como "Hermanas", las fotografías capturan con cariño la gimnasia de las niñas, los mimos cariñosos y momentos de la vida cotidiana de cualquier pareja de hermanas. Es un homenaje a la incipiente feminidad, que evoca los vínculos indelebles que se exhiben en Las vírgenes suicidas de Sofia Coppola (con un destino menos morboso, por supuesto). El fotógrafo polaco radicado en Wroclaw habló de ser maleable, de adoptar posturas incómodas y revelar cómo la odontología y la publicidad finalmente lo llevaron a la fotografía.

¿Cómo ha evolucionado su práctica de fotografía desde que comenzó?
Ha transcurrido mucho tiempo desde que comencé en el mundo de la fotografía. Mi fascinación infantil por la fotografía no duró tanto; cambié a otras actividades, como dibujar y jugar con una cámara de vídeo. Creo que necesitaba ese descanso inicial de la fotografía para crecer y encontrar algo que me hiciera sentir cómodo. Redescubrí la fotografía mientras estudiaba psicología. Además de obtener algunos conocimientos técnicos, todo mi proceso creativo no ha cambiado mucho a lo largo de los años.

¿Creciste en una familia creativa?
Mi padre es dentista y mi madre es costurera, así que de niño pude esculpir dientes artificiales con mi padre y tenía mi propia máquina de coser para jugar con restos de materiales. Yo era un niño un tanto "atrasado". Fui criado por padres muy mayores, con una hermana que era 20 años mayor que yo, y eso me hizo sentir un poco incómodo a veces. Como persona más bien tímida, siempre evité ser el centro de atención. A menudo fui el primero en dejar la mesa e ir a mi habitación. Mis sobrinas, Ania y Magda, por otro lado, adoran ser el foco de atención. Fui testigo de cómo, a lo largo de los años, desarrollaron un tipo especial de vínculo que dio lugar a muchos momentos de diversión y mala conducta. Cuando todos crecimos, resultó que realmente nos gusta pasar tiempo juntos, no solo como familia, sino también como amigos.

¿Cómo decidiste cambiar tus estudios iniciales de medicina por la fotografía?
Cuando me gradué de la escuela secundaria no estaba seguro de lo que quería hacer a continuación, así que ingresé en una escuela de odontología. Sabía que había algo más que quería hacer, pero no estaba seguro de qué podría ser. En ese momento estaba muy interesado en la redacción de textos publicitarios, así que decidí estudiar psicología social para poder trabajar en una agencia de publicidad. A mitad de mis estudios comencé a hacer fotos y, después de un tiempo, me di cuenta de que era lo mío.

¿Cómo es tu ritmo de trabajo? ¿Tiendes a trabajar en serie?
En absoluto ... Baso mi carrera en lugares, motivos y situaciones siempre cambiantes. Cuando me pidieron que preparara una serie para Circulation(s), supe que la elección de mis sobrinas como tema podría ser interesante: tenemos montones de recuerdos mutuos que nos unen.

Hay un profundo sentido de intimidad en tus fotos. Si tienes que trabajar con alguien que no conoce muy bien, ¿cómo puede acelerar la creación de esos enlaces de confianza?
Si estoy trabajando con alguien por primera vez, me gusta conocer a la persona primero y hacer que se sienta cómodo. Mi proceso de tomar fotografías es bastante rápido, por lo que no hay lugar para el aburrimiento. Evito las poses genéricas de modelos. Intento dar instrucciones generales y capturar la forma en que se ejecutan, sin importar cuán torpe pueda parecer.

Hay mucho juego visual en tus fotos: una cara que se asoma desde una manta estampada, la mezcla de patrones entre la ropa y la alfombra, una especie de escondite con plantas y flores... ¿Cuánto de preparado hay en el contexto de tus imágenes para crear ese sentido de dinamismo fuera de lo común?
Adoro trabajar en lugares llenos de colores y patrones, pero no es una regla. Simplemente trato de usar cualquier espacio dado de una manera lúdica y creativa. No planifico ningún detalle con anticipación, ya que quiero sorprenderme e inspirarme por el entorno en el que trabajo. No quiero interferir con la naturaleza de los lugares; los acepto tal como son. Esto me permite a mí y a mis modelos sentirme verdaderos exploradores.

¿Sigues la fotografía de moda?
Siempre estoy buscando algo emocionante y real. Cuando se trata de fotografía de moda, para mí, las mejores cosas suelen suceder en los bordes de la misma, donde se encuentran diferentes géneros. No soy fan de la fotografía de moda pulida y "típica" que a menudo ves en las revistas populares.

Cuando recibes un encargo para hacer un libro o una portada de un álbum, ¿es un proceso diferente crear algo emblemático para el trabajo de otra persona?
El proceso es muy similar: trato de aprovechar al máximo las sesiones fotográficas. Obviamente, tomo en cuenta el estado de ánimo y las sugerencias que las personas que me encargaron están tratando de lograr. Al mismo tiempo, dado que mi fotografía es bastante específica, creo que la estética que están buscando ya está allí.

Las "Hermanas" de Lukasz Wierzbowski está expuesta en Circulation(s), ubicada en CENTQUATRE-Paris, hasta el 6 de mayo.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
arte
Cultură
Circulation(s)
lukasz wierzbowski