Fotograma de '120 pulsaciones por minuto'

10 películas queer que han derribado estereotipos en el cine de 2018

Por fin historias LGBT retratadas como se merecen.

|
dic. 12 2018, 3:14pm

Fotograma de '120 pulsaciones por minuto'

2018 ha sido una locura para la comunidad LGBTQ+: nuestras estrellas pop queer favoritas han regresado de manera monumental, la comunidad ha dado pasos agigantados en lugares que nunca creímos posibles. Y el cine se está transformando lentamente en una esperanza para las personas queer en todo el mundo.

Después del éxito con la crítica de Moonlight y Call Me By Your Name en 2017, este año, el tipo de historias queer que se puede ver en las salas de cine amplió su red. Nos salimos de América y Europa y nos transportaron a lugares como Sudáfrica y Chile; los Premios de la Academia hicieron historia al celebrar una obra de arte con una protagonista trans. Y las historias de mujeres queer, que alguna vez fueron ensombrecidas por las de hombres queer, han sido expuestas de manera respetuosa.

Hoy en día, los matices de la sexualidad se están convirtiendo en una parte fundamental de nuestra conversación cultural, y en 2018 continuamos levantando la voz para llegar al corazón de lo que realmente importa cuando se trata de representación. Estas diez películas que aparecieron en la gran pantalla este año son una prueba de ello.

1. McQueen

Si bien la idea de ser queer y estar enamorado es primordial en muchas de las otras películas de esta lista, es el genio creativo que surge de ser rechazado el que corre a través de las venas de McQueen. El extraordinario documental de Ian Bonhôte y Peter Ettedgui sobre la vida y obra de Lee ‘Alexander’ McQueen, uno de los talentos pioneros de la moda, nos conmovió a todos cuando llegó al inicio de este verano. Para cualquiera que esté pendiente de la moda en 2018, McQueen es un claro recordatorio de que ser revolucionario siempre es posible, sin importar tu origen. Y ese tipo de queerness, para aquellos que tenemos la suerte de experimentarlo, siempre puede ser un catalizador para el arte que cambia paradigmas.

2. Disobedience

El cineasta chileno Sebastián Lelio, ganador de un Oscar, hizo un gran esfuerzo por ganarse la credencial de "aliado queer" en 2018, lanzando no una, sino dos películas ejemplares sobre la comunidad LGBTQ +. Filmada en el norte de Londres, Disobedience, cuenta la historia de dos mujeres judías que se reúnen repentinamente después de pasar años separadas, y el romance conflictivo que se produce cuando se vuelven a ver. Con Rachel Weisz y Rachel McAdams como protagonistas, podría ser vista como otro ejemplo de escoger a dos actrices heterosexuales para interpretar papeles queer en lugar de escoger actrices queer reales, pero la pasión y dedicación del dúo hacen que esta historia de religión, amor y la línea desgastada que se dibuja entre las dos sea una de las películas más atractivas de 2018.

3. Con amor, Simon

Con las heridas emocionales que dejó Call Me By Your Name, esta importante historia de Hollywood sobre un estudiante gay de secundaria que explora su identidad antes de salir del armario se estrenó a principios de este año y provocó una guerra sin precedentes en el "cine queer". En este caso, un importante estudio de cine fue el que se arriesgó a tener un protagonista gay, (¡el primero en el mundo en 2018 !), y fue recompensado enormemente. Los críticos lo apreciaron. Los homosexuales lo apreciaron y las cifras de la taquilla demostraron que los espectadores estaban dispuestos a arriesgarse a ver una historia queer que no se limite a las carteleras de cine independiente.

4. Sonidos del corazón

Un éxito inesperado en el Festival de Cine de Sundance de este año, esta comedia musical se destaca por una simple razón: presenta a dos mujeres queer interpretando a dos personajes queer en la pantalla, y no usa su relación como un dispositivo para una trama sin sentido. Al contrario, esta es la historia de un padre y una hija que hacen música juntos como una forma de generar vínculos después de la muerte de su madre. Sam, interpretada por Kiersey Clemons, tiene una relación con Rose, interpretada por Sasha Lane. De todas las películas con 'temáticas queer' que llegaron a los cines en 2018, esta podría ser la más relajada y dulce, por eso si tú también (como el resto de nosotros) estás un poco cansado de que el cine LGBTQ + sea tan sombrío todo el tiempo, tienes que ver esta película.

5. Una Mujer Fantástica

Este magistral drama chileno hizo historia a principios de año al convertirse en la primera película con un protagonista trans que gana un Oscar a Mejor Película Extranjera. Interpretada por Daniela Vega, la "mujer fantástica" es Marina: una mujer muy enamorada de su novio mayor y cisgénero cuya red de seguridad comienza a desintegrarse después de su trágica muerte. Marina se queda a la intemperie sin nadie a quien recurrir, ni siquiera la familia de su novio difunto, que la rechaza. Esta sorprendente película desvela las realidades de la existencia de una mujer trans en Chile y la experiencia común de cómo todos nos conmovemos por la muerte de alguien a quien amamos.

6. La herida

Cuando se trata de historias queer en el cine, la gente muchas veces se olvida de la importancia de las circunstancias. El drama sudafricano The Wound es una película que se ha formado, desde el principio, por la forma en que la comunidad LGBTQ + ha sido percibida por las comunidades. Situada en las montañas de la Provincia Oriental del Cabo de Sudáfrica, cuenta la historia de un joven que se enfrenta al hecho de que su forma de ser y actuar no casa con la de su entorno en un momento en que sus superiores de la tribu Xhosa le dan la bienvenida a la edad adulta. La masculinidad y la homosexualidad rara vez se colocan una al lado de la otra en cualquier cultura, pero parece que la película de John Trengove jugó demasiado con los límites de los dos. Al estrenarse en Sudáfrica, la película recibió un certificado X18 (la misma calificación que recibe la pornografía), pero algunas fervientes campañas del actor principal, Nakhane, hicieron que esa decisión fuera revertida.

7. The Miseducation of Cameron Post

El 2018 prácticamente le perteneció a Desiree Akhavan, la majestuosa artista y cineasta que actualmente está siendo muy aplaudida por su serie The Bisexual. Pero a principios del verano, nos invitaron a su inmaculada adaptación de la novela queer The Miseducation of Cameron Post: la historia de una adolescente que fue enviada a un centro de rehabilitación para homosexuales después de ser sorprendida besando a la reina del baile de graduación. Con la mejor actuación de Chloe Grace Moretz en el papel principal, junto con la sorprendente transformación de Sasha Lane, es una película fascinante que habla de la manera en que las almas jóvenes se pueden rebelar contra el sistema y encontrar su camino en el mundo siendo simplemente ellos mismos.

8. Maurice

Si todavía estás sufriendo por Call Me By Your Name, 2018 nos dio la oportunidad de volver a ver una película tres décadas después de su primera aparición en los cines, con el relanzamiento de Maurice de 1987. Se trata de un drama queer sobre dos jóvenes aristocráticos a principios del siglo XX en Inglaterra, y fue una de las primeras películas en tratar a los personajes homosexuales con empatía y comprensión. No es sorprendente que haya sido escrita y dirigida por el hombre que escribió el guión de Call Me By Your Name, James Ivory. Pero mientras que la obra maestra donde se abusa sexualmente de un melocotón se hizo famosa por su modestia, Maurice dejó su huella al incluir deliberadamente el sexo, la desnudez y los besos en su historia. Si Ivory hace la inevitable secuela de Call Me By Your Name, quizás la belleza del original cederá el paso a la historia de amor sin ambigüedades que todos necesitamos y queremos.

9. Touch Me Not

Algunos críticos han dejado muy mal parada a Touch Me Not. Cuando ganó el codiciado Golden Bear en el Festival de Cine de Berlín a principios de este año –un premio otorgado previamente a la película producida por Studio Ghibli, El viaje de Chihiro – incluso aquellos a los que les pareció fascinante quedaron conmocionados por la decisión radical del jurado. Después de todo, Touch Me Not no es para todos. Este largometraje debut de la directora rumana Adina Pintilie es una historia a medio camino entre la realidad y la ficción sobre tres personas que exploran los matices de la sexualidad, y lo que ganamos y sacrificamos cuando nos acostamos con otras personas. Puede que no se trate de un amor queer per se, pero se enfoca en cómo los matices de nuestros cuerpos se han visto restringidos por las construcciones sociales que hemos tenido que cumplir; Touch Me Not las rompe por completo, las pone sobre la mesa y explora cada opción con detalles fascinantes, muchas veces incómodos, pero realmente esclarecedores.

10. 120 pulsaciones por minuto

En el cine se podían escuchar cientos de corazones rompiéndose al ver 120 pulsaciones por minuto. Este drama del director francés Robin Campillo pasó mucho tiempo en el circuito de festivales recogiendo premios por doquier, debido a su descripción desafiante del trabajo del grupo de activismo contra el sida ACT-UP en la década de 1990 en París. Pero en lo que se refiere a los Oscar, la película no llegó a la lista de los Mejores Largometrajes Extranjeros, lo que llevó a la gente a preguntarse si existía o no una cantidad mínima en el "material queer” a exponer. Sin embargo, el éxito tangible no importa cuando se trata de películas tan importantes como 120 pulsaciones por minuto. Ninguna estatuilla de oro puede reemplazar la belleza de una película que captura a personas marginadas y perseguidas contra una comunidad que las ha satanizado durante décadas. Desafiante y sexy, todo lo que una película narrativa sobre el SIDA no ha logrado ser hasta ahora, esta fue la obra maestra queer inequívoca del 2018.

Este artículo fue publicado originalmente por i-D UK.