Wolfgang Tillmans,  Lutz, Alex, Suzanne & Christoph on beach (b/w), 1993 

wolfgang tillmans fotografía la fragilidad como fortaleza

La nueva e íntima exposición del fotógrafo alemán, 'Fragile', también es una referencia a su reciente cortometraje protagonizado por Hari Nef.

por Nadja Sayej; traducido por Eva Cañada
|
05 Febrero 2018, 10:45am

Wolfgang Tillmans,  Lutz, Alex, Suzanne & Christoph on beach (b/w), 1993 

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

El legendario fotógrafo de la contracultura Wolfgang Tillmans está de nuevo manos a la obra. Pero no con otro proyecto musical; en lugar de ello, acaba de inaugurar una exposición que revisa su obra en el Musée d'Art Contemporain et Multimédias de Kinshasa, República Democrática del Congo. Titulada Wolfgang Tillmans: Fragile, incluye más de 200 obras que abarcan desde 1986 hasta 2017 en un intento de mostrar la fragilidad como fortaleza, no como debilidad. Fragile es también una referencia al título de un cortometraje rodado por Tillmans en 2016. El film muestra a Hari Nef y otras delgadas figuras bailando al ritmo de la banda sonora creada por el propio Tillmans frente a fondos monocromáticos.

Wolfgang Tillmans, Dan, 2008

Aunque esta exposición se ha organizado en un país con marcadas tensiones políticas, tiene como finalidad reflejar temas conflictivos a través de las relaciones personales. Entre las fotografías, realizadas con tecnología analógica, hay una pieza asombrosa titulada Love (hands in hair) de 1989, que muestra a una mujer con los ojos cerrados rodeada por unos brazos. Las fotografías más recientes incluyen un autorretrato de 2005 del artista llevando ropa deportiva y retratos íntimos de amigos, incluyendo una foto de un amigo suyo sacándose una astilla del pie en 2004.

Wolfgang Tillmans, Love (hands in hair), 1989

Hay extrañas fotografías de coches, gelatina y un hombre de formas renacentistas llamado Dan, de 2008. Las imágenes más impresionantes podrían ser las fotos de tonalidad sepia de mediados de los 90, cuando Tillmans se aventuró en una playa con un grupo de amigos que se acurrucan formando un círculo sobre la arena. La exposición refleja el cambiante paisaje del fotógrafo conforme recorre el mundo entero, fotografiando cataratas, océanos y un encuentro con un ciervo en el desierto.

Wolfgang Tillmans, Anders pulling splinter from his foot, 2004

Las fotografías también viajarán, primero hasta Nairobi en abril y después hasta Johannesburgo en julio, en lo que supone la primera gira de una exposición de la obra de Tillmans en África. Y esperamos que no sea la última. Tal y como expresó Tillmans recientemente en i-D, las fotos funcionan como altavoz para sus ideas. "De algún modo me veo a mí mismo como un amplificador", explicó Wolfgang. "No es el único papel que tengo, pero la fotografía se presta a amplificar las cosas porque es un medio de multiplicación mecánica. Desde los inicios de mi carrera sentí que podía ofrecer espacio físico a las ideas a través de mi obra".

Wolfgang Tillmans: Fragile puede visitarse en el Musée d'Art Contemporain et Multimédias hasta el 18 de febrero de 2018.

Wolfgang Tillmans, August self portrait, 2005
Wolfgang Tillmans, Deer Hirsch, 1995
Wolfgang Tillmans, astro crusto, a, 2012
Wolfgang Tillmans, milk & gelatine, 2001
Wolfgang Tillmans, Iguazu, 2010
Wolfgang Tillmans, Faltenwurf (Pines), a, 2016
Wolfgang Tillmans, Headlight (f), 2012
Wolfgang Tillmans, Italian Coastal Guard Flying Rescue Mission off Lampedusa, 2008
Tagged:
Fotografia
Noticias
fragile
Kinshasa
wolfgang tillmans