balenciaga ha sido demandada por una empresa de 'souvenirs' de nueva york

City Merchandise alega que la firma ha copiado su "concepto y estilo totalmente".

|
ago. 2 2018, 7:30am

A Demna Gvasalia le encanta reinterpretar y reimaginar todo aquello que gira en torno a la cotidianidad. Primero lo hizo con la camiseta de los mensajeros de DHL, luego con la bolsa de Ikea. Ahora, lo ha hecho con la “Multicoloured New York Bazar Shopper” [es decir, la clásica bolsa de plástico que tienen en los puestos de souvenirs con el 'skyline' de la capital que estás visitando] y se ha convertido en el principal objetivo de una cruzada con demanda de por medio, impuesta por la empresa de souvenirs neoyorquinos City Merchandise.

Si alguna vez has estado en Nueva York, es posible que hayas visto alguna vez esas bolsas "turista-chic" que venden en las tiendas alrededor de Times Square. Pues bueno, a City Merchandise no le ha gustado el homenaje —o los casi 1.700 euros que marca la etiqueta— y el pasado viernes interpuso una demanda por infracción de copyright en el Southern District de Nueva York contra Balenciaga America.

La demanda de City Merchandise asegura que el diseño de Balenciaga es "virtualmente indistinguible" del suyo, acusando a la firma de apropiarse de su "concepto y estilo totalmente". Este ejemplo nos recuerda también a otros trabajos que Demna ha realizado tanto para Balenciaga como para Vetements, incluido el polémico bolso de Ikea de Balenciaga, que era tan similar al original que el minorista sueco lanzó una campaña para ayudar a los clientes a identificar el original.

El préstamo de ideas, conceptos e incluso diseños que realizan las firmas de moda de forma constante no es una práctica nada nueva (al final es lo que mantiene vivas cuentas de Instagram como Diet Prada). La transformación de "lo cutre" en lujo es una de la tendencias estéticas con más fuerza del momento; a menudo, la conversión de estas piezas prosaicas de la vida cotidiana en nuevas visiones de lujo incluso hace que nos replanteemos el estado de ambas situaciones.

Sin embargo, este caso en particular podría cambiar las cosas. Independientemente de cómo se resuelva el conflicto, nos hace plantearnos preguntas importantes acerca de la fetichización de las referencias cotidianas "de poca monta". City Merchandise es un gigante que suministra artículos turísticos a más de 100 ciudades en todo Estados Unidos, pero ¿qué pasa con las personas que compran estos souvenirs? ¿Está la apropiación de lo "normal" explotando realmente a la gente corriente?

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.