rubbish_1, Korea 2018 / rubbish_1, London 2016

harley weir: el plástico no es fantástico

La fotógrafa Harley Weir empezó a documentar los residuos plásticos que la rodeaban en 2015. Subiendo las fotos que hace a su cuenta de Instagram con el 'hashtag' #plasticneverdies, espera concienciar a la sociedad.

|
ago. 28 2018, 7:32am

rubbish_1, Korea 2018 / rubbish_1, London 2016

La fotógrafa británica Harley Weir lleva documentando los residuos de plástico desde 2015, cuando su llegada a Peckham, en el sur de Londres, le abrió los ojos acerca de la crisis que nos invade. "Era algo casi imposible de evitar", dice Harley. "Me hizo cuestionarme mi propio consumo. ¿Dónde va mi basura? Aunque siempre he detestado los residuos, esta fue la preocupante primera vez que mis ojos y mis oídos se habían abierto al debate". En un mundo con más de ocho millones de toneladas de plástico arrojadas a océano cada año, un millón de botellas de plástico producidas cada minuto y casi dos millones de bolsas de plástico de usar y tirar distribuidas también por minuto, Harley se decidió hará unos años a crear conciencia y asumir la responsabilidad de su propio impacto en el planeta Tierra.

Para ello, optó por utilizar su cámara y empezar a documentar el malgasto de plástico que la rodeaba, subiendo las imágenes en su cuenta de Instagram con el hashtag #plasticneverdies [#elplásticonuncamuere]. Su gran formato, sus extremos primeros planos de bolsas de plástico de colores y sus contenedores abandonados en el paisaje se asemejan más a obras de arte abstractas que a basura. Nuestro consumo global de plástico está alcanzando un nivel crítico y el 91% de los residuos plásticos aún no se reciclan. Por ello, hablamos con Harley para analizar qué pasos vitales deberíamos dar ahora para forjar un futuro libre de plásticos...

rubbish_1, Israel 2018

¿Dónde te ha sorprendido más descubrir los efectos de la contaminación plástica?
Fue triste ver la belleza de Nigeria envuelta en plástico. Si la gente viera los lagos negros de plástico corriendo a través de Makoko, se lo pensarían un poco antes de comprar Evian. Indonesia estaba cubierta... Hay un rincón en cada país completamente arruinado. Muchas de las playas más bonitas del sur de Italia están llenas de basura, y las playas de Nueva York están totalmente sumergidas. Está en todas partes... Ya no me sorprende ver basura en ningún lado llegados a este punto. Desafortunadamente, viajar es un problema ambiental también. He aprendido mucho gracias a ello, pero ahora estoy tratando de buscar maneras de ser más respetuosa y compensarlo con lo que hago.

¿Qué esperas conseguir con esta serie?
Espero que la gente piense acerca de hacia dónde están yendo su basura y que lo tenga más en cuenta a la hora de consumir. Es difícil saber cómo propiciar un cambio, pero lo importante es asegurarse de que las personas sepan que sus acciones importan. Difunde el mensaje, aunque solo se lo cuentes a tus amigos; es realmente importante que todos lo intentemos un poco más.

rubbish_1, London 2016

¿Qué podemos hacer en el día a día para tratar de cambiar algo?
¡Di no al plástico! Cómprate una botella de agua reutilizable y una taza de café (y ponle tu nombre y tu número [de teléfono] para que no se te escape), lleva bolsas reutilizables a las tiendas, evita los supermercados, ve a la frutería y a las tiendas donde puedes comprar con tus propios contenedores, date cuenta de que no necesitas mil productos para limpiar tu casa, encuentra alternativas naturales, limpia la playa, muévete en transporte público, escoge caminar en lugar de montarte en un automóvil, piénsatelo antes de subirte a un avión, hazte la comida, no uses pajitas... Y la lista continúa; solo tienes que ser consciente. Si alguien tan desorganizado como yo puede aplicarse el cuento, cualquiera puede hacerlo.

¿Qué mensaje quieres lanzar para que la gente proteja el medio ambiente?
Recuerda que tus acciones cuentan. Si crees que tus cambios no valen la pena, que la botella de plástico que tiras al día no está dañando al mundo, piensa en todas las personas que tendrán esa misma mentalidad y te darás cuenta de que cambiar de costumbres es importante. Si todos pasáramos del plástico de usar y tirar y si todos recogiéramos un poco de basura cada vez que vamos a la playa, nuestros mares y nuestro mundo estarían mucho menos contaminados.

rubbish_1, London 2016
rubbish_1, Korea 2018
rubbish_1, London 2016
rubbish_1, Paris 2015

Créditos


Fotografía Harley Weir

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.