Fotografía cortesía de Eddy Chen/HBO

'euphoria' es la serie que mejor representa a la generación z a través de la ropa

Entrevistamos a su estilista, Heidi Bivens, sobre cómo ha conseguido convertir el vestuario de la serie en una auténtica revolución.

por Amy Green
|
06 Agosto 2019, 9:21am

Fotografía cortesía de Eddy Chen/HBO

No hace falta decir que estábamos más que preparados para venerar Euphoria y sus estilismos desde la primera imagen que vimos de la serie. El drama adolescente producido por Drake no solo tiene un elenco repleto de estrellas como Zendaya, Hunter Schafer y Barbie Ferreira, sino que ha contado con el talento de la diseñadora de vestuario Heidi Bivens. Ella es responsable del vestuario de Mid 90s, The Beach Bum y Spring Breakers, y tiene una capacidad mágica para crear tendencias. Fue esta atención al detalle lo que llevó a su creador, Sam Levinson, a elegirla para Euphoria.

Esta es la primera vez que Bivens trabaja en una serie de televisión: los personajes cuentan con muchas horas en pantalla y cientos de cambios de look para consolidar sus identidades individuales. "Me gusta pensar que [la serie] tiene su propia energía, y espero que mi diseño de vestuario ayude a crear su identidad", explica Heidi. "Tiene un aspecto original que no deriva de nada que haya hecho anteriormente".

Jules-and-Zendaya-Euphoria
Foto cortesía de Eddy Chen/HBO

Euphoria es un gran ejemplo de cómo la moda se ha democratizado, tanto en términos de la forma en que compramos como de cómo nos la venden. En un pasado no muy lejano, las series dirigidas a adolescentes eran aspiracionales de una manera que no era realista. Piensa en Blair Waldorf yendo a la escuela, con el pelo recogido en una diadema a juego con su Fendi Peekaboo; o en Marissa Cooper bailando un vals a ritmo de Coldplay en el baile de fin de curso y enfundada en un Chanel. Los estilistas que visten a actrices adultas que interpretan a adolescentes en un cosplay aspiracional marcaron tendencia durante demasiado tiempo. Incluso reality shows como The Hills y The Simple Life jugaron también ese papel. Todos hicieron que los espectadores objetivos quisieran "conseguir ese look" a nivel personal, pero también hicieron que los jóvenes de 16 años se sintieran mal por no poder pagarse entrenadores personales y dermatólogos.

En Euphoria hay una sensación de normalidad que aumenta la capacidad de identificarse con la serie. Las actrices visten como nosotros. Bivens ha hecho algo incluso mejor que crear una nueva moda; ha replicado a la perfección un fenómeno existente: la ropa que lleva la Generación Z.

Fjules-and-rue-euphoria
Fotografía cortesía de Eddy Chen/HBO

Las prendas provienen de todas partes y de todo tipo de precios. Están representadas marcas de la calle y de gama media como Cotton Citizen y Reformation, así como firmas de culto que van desde Eckhaus Latta hasta Jean Paul Gaultier. El 'streetwear' tiene una gran presencia, con Sci-Fi Fantasy, Aries Arise y Stüssy, y obviamente hay un montón de Supreme. Una sudadera Gildan con capucha aparece de manera incongruente sobre una camiseta gigantesca de Gosha Rubchinskiy cuando Rue (Zendaya) visita a su camello por primera vez después de una temporada de rehabilitación poco sincera. Es "un guiño a Rue, que se siente como una extraña a veces", dice Bivens. Ese look es una muestra de cómo la estilista mezcla firmas de lujo con 'streetwear' accesible de forma recurrente pero nada gratuita.

Después de ser acusada por una situación sobre la que no tiene control en la cafetería de la escuela, su mejor amiga Jules (Hunter Schafer) irrumpe con una falda de la colaboración de Topshop con Meadham Kirchoff de 2013. Tal vez el interés de Jules por el anime es el que define su fantástico y surrealista estilo. Y todo encaja. Lo que parece una confusa mezcla de tribalismo es en realidad una descripción precisa de cómo se visten los adolescentes en nuestros tiempos. Una versión hiperestilizada, pero no por ello menos impresionante. Especialmente porque no hay una jerarquía real representada en la serie.

Kat-Euphoria
Fotografía cortesía de Eddy Chen/HBO

Maddy (Alexa Demie) es una chica elegante, exagerada y con un look de chica mala, mientras que sus mejores amigas Cassie (Sydney Sweeney) y Kat (Barbie Ferreira) son una prometedora líder de hermandad universitaria y una fan de los libros y aficionada al 'fan fiction' que acaba convirtiéndose en una provocativa cam girl respectivamente. Pero si bien todos tienen estilos totalmente diferentes, en general, no existe una distinción real entre el aspecto de ninguno de los personajes.

El acceso a Internet, aplicaciones como Etsy, Depop y eBay, y el aumento de la venta directa al consumidor significan que puedes vestirte como quieras cuando quieras. Y debido a que hay tanto acceso, la exclusividad se ha vuelto aún más valiosa. Pero no hablamos quizás de un vestido de lujo, sino de una blusa sin mangas y unos leggins de Louis Vuitton adquiridos en una tienda en Shopify que podrían tardar semanas en llegarte a casa. Comprar ropa porque sí, a diferencia de las series para adolescentes de antaño, no es algo que forme parte de su vida diaria. Las pocas escenas rodadas en un centro comercial se establecen rápidamente como otro telón de fondo para la historia. Nada pertenece a una tendencia en especial (muchas de las piezas son vintage) e incluso momentos como la secuencia en la que Maddy pierde su virginidad, fiel a su estilo con un sostén blanco de la colección Bridal de Trashy Lingerie, parecen algo muy natural.

Maddy-Euphoria
Fotografía cortesía de Eddy Chen/HBO

Por supuesto, estas cosas son cíclicas. Han aparecido cuentas de Twitter, de Instagram y páginas web que rinden homenaje a la serie, así como listas en varios sitios web de medios ansiosos por vincularlo a una lista de Poshmark donde poder encontrar la camiseta de tirantes de Alexander Wang que lleva Jules o un link al look de i.am.gia que le causó tantos problemas a Maddy en la feria. Según parece, se tuvo que hacer por encargo y en color morado para que se adaptara más al estilo de Maddy.

Publicar una foto de una de tus piezas en Euphoria se ha convertido en una insignia de honor. Uno de los vestidos de Réalisation Par de Alexandra Spencer se ha agotado poco después de salir en la serie. LuQi Yu, una joven china graduada en CSM, diseñadora y propietaria de NO DRESS, también ha sido bendecida por la serie, pues Maddy aparece en una escena en el centro comercial con una de sus faldas y uno de sus cárdigans. Ahora, acaba de abrir una tienda en Londres para gestionar toda esa demanda que se le viene encima. Minoristas online más grandes, como Dollskill (que anteriormente colaboró con Levinson para crear una línea de ropa inspirada en su película Assassination Nation) han presentado prendas de segunda mano en la serie (o en el caso de Fashion Nova, produjeron duplicados de varios vestidos, pantalones y tops).

Kat-and-Maddy-Euphoria
Fotografía cortesía de Eddy Chen/HBO

Quizás esto sea una prueba de un profundo cambio en el comportamiento del consumidor impulsado por los medios. En lugar de buscar piezas parecidas a las que llevan las estrellas de las series, ven que es posible comprar y ponerse exactamente lo que ha llevado dicho personaje, sin siquiera tener que atenuar el aspecto teatral. Es querer ponerte algo que crees que es bonito o guay y que se adapta a tu verdadero estilo. Cuando le preguntamos si esta reacción le pilló por sorpresa, Bivens admite: "un poco, pero es porque mientras estábamos trabajando tanto para sacar adelante cada episodio, no me di cuenta del interés que suscitarían todos los detalles".

Naturalmente, la ropa no es el principal atractivo de la serie, sino la representación veraz y matizada de la depresión, la problemática de la imagen corporal, del autoestima adolescente y la adicción a las drogas. Bivens comparte su idea de que lo más importante para todos los que estén viendo la serie es "compartir su voz, ser vulnerable, hablar con los demás, expresarse, no tener miedo, apoyarse en los amigos, ser sincero con uno mismo y pedir ayuda cuando uno la necesite. Está surgiendo una nueva generación que está heredando un mundo que se ha vuelto más complicado incluso que el de la generación anterior, y el amor y la comprensión son más importantes ahora que nunca". Pero el hecho de que el vestuario sea una parte importante de esto es realmente fascinante. Haz una historia honesta sobre cómo es ser adolescente y los adolescentes te seguirán sin dudarlo un segundo.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
HBO
Euphoria
Gen Z
generación Z
diseño de vestuario
heidi bivens