hablamos con emma mackey, la actriz revelación de 'sex education' de netflix

Sobre su personaje, los momentos más íntimos de la serie y de lo que espera de la segunda temporada.

por Matthew Whitehouse; traducido por Laura Castro
|
30 Enero 2019, 6:42pm

Todo el mundo tiene algo que decir acerca de Sex Education, una de las últimas series más exitosas del titán del streaming por excelencia. Y es por una buena razón.

Siguiendo la historia de Otis (Asa Butterfield), un chaval que tiene a terapeuta sexual por madre (la increíble Gillian Anderson), la serie se las ingenia para sacarle partido al intenso periodo de la adolescencia que hizo de Skins todo un éxito en 2007.

Al igual que en Skins, donde los personajes más interesantes eran aquellos con sus propias historias (alejadas del líder, Nicholas Hoult), es el elenco en su conjunto lo que hace que la serie sea lo que es; desde el gracioso y valiente Eric, interpretado por Ncuti Gatwa; hasta la hilarante y serena Aimee, interpretada por Aimee Lou Wood.

Sin embargo, la mayor revelación de esta propuesta es Emma Mackey, la actriz francesa que interpreta a la protagonista, Maeve Wiley. Como si de una chica mala salida directamente del manual de John Hughes se tratase —aunque actualizada de tal modo que refleja la actualidad—, Maeve ha catapultado a Emma, pasando de ser una completa desconocida al estatus de Persona Famosa™, llegando así a las pantallas de 140 millones de personas, todo en el transcurso de siete días. Toda una locura.

Para que lo entiendas todo mejor, aquí te presentamos a Emma, que ha respondido a todas nuestras preguntas muy amablemente.

¡Hola Emma! ¿Por qué crees que la gente se ha identificado con Maeve de una manera tan significativa?
Creo que les gusta que es ella misma y que no depende de nadie más para... De hecho, ¡ella no depende de nadie! Punto. Tiene un exterior rudo con el que todos se pueden identificar, pero incluso en sus momentos más difíciles, es capaz de mostrar su humanidad y poner a otras personas por delante de sí misma. Se podría decir simplemente que se preocupa por las personas. Se podría decir que todo es tan solo una fachada. Y creo que mucha gente se reconoce así misma en ello. Porque todos, en algún momento de nuestras vidas, tenemos nuestros mecanismos de defensa. No queremos que nos hieran ni queremos correr riesgos. Creo que las personas se identifican con eso y que aprecian sus momentos más vulnerables, cuando se permite estar alegre, sonreír, dejar de ser cínica por un momento e intimar con la gente. Creo que es bonito ver cómo caen progresivamente sus barreras.

¿Es eso lo que a ti también te gustó de ella?
Sí, creo que eso es lo que me atrajo de ella. Laurie [Nunn], la escritora, ha hecho un trabajo increíble al crear a todos estos personajes. Ninguno se ha quedado atrás. Creo que es realmente encantador ver a una protagonista femenina como Maeve, que no es solo un adorno. Y no solo estoy hablando de Maeve, estoy hablando de Jean, Aimee y Lily; se podría escribir una historia solo sobre ellas y sería igual de emocionante, desgarradora y divertida. Maeve no tiene tapujos, e impulsa su propia historia así como al resto de personajes.

1548343007082-SE_104_Unit_00234_FINAL

¿Por qué pensaste que podrías interpretarla bien?
Creo que sentí un instinto protector muy fuerte hacia ella. Cuanto más pruebas hacía para que me diesen el papel, más importante sentía que era y que no difería mucho de mí a los 17 años. No vivía sola en un remolque, pero me había mudado lejos de mi casa y estaba viviendo una vida bastante independiente. Así que supongo que ese aspecto de ella es algo que sentí muy cercano a mí. Pero también me gusta que sea una luchadora y que tenga la capacidad de valerse por sí misma y ser así sin importarle lo demás; aunque yo tampoco era así a los 17. Yo trataba de encajar y quería formar parte de la masa. Maeve no trata de hacer eso. Ella dice esta soy yo y eso es todo lo que hay y, si tienes suerte, te dejaré entrar en mi vida. Si tienes suerte. Y eso me gusta.

¿Cómo fue el proceso de grabación?
Tuve que sumergirme de lleno en el proyecto sin mucha preparación previa, lo cual es realmente bueno, porque tienes que aprender todo muy rápido. Fue mi primer trabajo, así que al principio estaba nerviosa. No sabía a dónde iba, qué estaba haciendo, ni siquiera sabía qué era una 'call sheet'. Pero al final del primer día, todos los nervios se disiparon y ya no sentí que tenía que demostrarle nada a nadie. Es realmente asombroso que el equipo y el reparto hayan creado esa atmósfera en la que te sientes cómodo y no tienes que demostrar lo que vales. Como joven actriz resulta algo realmente bueno.

Especialmente, me imagino, debido a las escenas de naturaleza íntima que estás filmando. Se requiere de mucha confianza…
Sí, entre nosotros y todo el equipo. Y nosotros como actores también. Pero, desde el principio, la comunicación y el consentimiento estuvieron presentes en todo momento. Así que, para las escenas íntimas, nos apoyaron desde mucho antes de empezar a filmar y hablamos mucho con los productores, directores y escritores, y se aseguraron de que todos estuviéramos bien en todo momento. Para Kedar [Williams-Stirling, quien interpreta a Jackson] y yo fue esencialmente una coreografía. Teníamos como una especie de tiempos, algo como un beso de tres segundos y luego hacemos esto. También teníamos como una señal física de consentimiento que teníamos que hacer, algo como: "¿Está bien si te toco los hombros?". Todo estuvo muy ensayado. Así que, cuando llegó el momento de hacerlo, lo habíamos ensayado tanto, los movimientos y los tiempos, que, con suerte, se ve bastante real.

1548343175954-SE_104_Unit_00307_FINAL

Es el realismo de la serie lo que realmente la hace especial, ¿no? Estoy pensando particularmente en el tercer episodio, cuando Maeve visita una clínica para abortar.
De hecho, tuvimos a un médico experto ahí con nosotros todo el tiempo, en el set, asegurándose de que todo lo que estábamos haciendo fuera cercano a la realidad. Ben [Taylor], el director, no quería dramatizarlo en absoluto. Debido a que muchas veces, cuando alguien se queda embarazada, se convierte en un drama, ¿no? Y no creo que hubiera sido cercano a la realidad que Maeve se hubiese quedado con el bebé, porque ni siquiera puede cuidarse a sí misma. Vive en una caravana sin dinero, sin apoyo familiar, y está yendo a la escuela; así que es solo una cuestión de sentido común para ella. No hay llanto, no hay "¿y ahora qué voy a hacer?". Es solo un: tengo que solucionar esto, y eso es todo. Es parte de su vida y simplemente sigue adelante.

¿Qué quieres ver de ella en la próxima temporada?
Todos estamos muy entusiasmados con la idea de una siguiente temporada, pero es muy pronto aún. ¡Apenas han pasado unas semanas desde que se estrenó! Es una locura adelantarnos. Una semana es poco tiempo. Acaba de estallarnos en la cara, en el mejor sentido. Es muy aleccionador y emocionante. Creo que me encantaría ver más de la relación de Maeve y Aimee. Creo que van a desarrollar un vínculo aún más fuerte. Me gustaría ver a la amistad femenina ocupar un sitio relevante en la segunda temporada. Creo que eso sería genial. Porque creo que Maeve se está empoderando, y también Amy. Así que juntas... ¡Son como Thelma y Louise!

'Sex Education' ya está disponible en Netflix.