Fotografía cortesía de Gucci

gucci se pone político en roma

La extravagancia de la colección Crucero 2020 fue tanto una oda a la ciudad como una protesta urgente a favor del derecho al aborto.

por Osman Ahmed
|
29 Mayo 2019, 1:29pm

Fotografía cortesía de Gucci

Gucci acaba de ponerse político. Alessandro Michele criticó la recientemente aprobada ley contra el aborto en Alabama, Estados Unidos, en el show de Crucero 2020 de la casa italiana en Roma. "My Body, My Choice" estaba impreso en la parte posterior de las chaquetas con lentejuelas, al igual que fechas significativas como "22 de mayo de 1978" (la fecha en que se legalizó el aborto en Italia) y un útero estaba prominentemente bordado en la parte delantera de una bata de gasa. El mensaje era claro: Gucci es pro elección.

1559122402931-S01_CRUISE_EXIT_29

"Hoy, para alguien en mi posición, es importante decir cosas [políticas]", dijo Michele después del show, refiriéndose al oportuno subtexto. “Recientemente, lo que he estado leyendo en los periódicos me hizo reflexionar sobre el hecho de que las mujeres deben ser respetadas. Deben poder elegir lo que quieren y terminar un embarazo sin que vaya a arrancar la matriz ni el útero".

1559122417574-S01_CRUISE_CLOSE_UP_2

Llevado a cabo en el Capitolio, ampliamente reconocido como el museo más antiguo del mundo y hogar de algunas de las antigüedades más importantes del mundo, el espectáculo de Gucci también abordó la dualidad de Roma, que, siendo sinceros, no es la ciudad más progresista del mundo.

El fin de semana pasado, el Papa Francisco decretó que el aborto siempre será inaceptable, comparándolo con contratar a un sicario para “resolver un problema”. En otras partes de Italia, los conservadores han culpado de la baja tasa de natalidad del país al aborto y algunas ciudades italianas (al igual que muchos otros países y estados) se han declarado simbólicamente anti-aborto.

1559122438968-S01_CRUISE_EXIT_27

Michele creció en las afueras de Roma, y hoy vive y trabaja en la ciudad, aunque la oficina central de Gucci está en Milán, el estudio de diseño opera en un magnífico edificio renacentista en el centro de la capital italiana. Caminando por la ciudad, viendo las flores que emergen de los callejones, los turistas, todo es una mezcla de ropa deportiva y recuerdos y graffitis políticos en las antiguas ruinas de la ciudad, es fácil comprender cómo la visión quijotesca de Michele cobra vida sin esfuerzo en su ciudad natal. Roma es un lugar donde el pasado y el presente coexisten, donde los romanos de séptima generación se sientan junto a los turistas felices, donde el glamour y la decadencia de Fellini y La Dolce Vita se ven contrarrestados por las gravitas de la iglesia católica y el globalismo de Starbucks y McDonalds.

1559122454695-S01_CRUISE_EXIT_41

De ahí los monogramas de Mickey Mouse y los hábitos de las monjas en rojo papal, amuletos paganos, cortinas de toga, y la sombría grandeza de cardenales y sacerdotes en capas negras y collares altos. El show se llevó a cabo en las galerías llenas de mármol del Palazzo Nuovo, envuelto en la penumbra, los invitados recibieron linternas para ver a los modelos.

“Mi trabajo a veces es como ser un arqueólogo. Descubro cosas que se esconden en la oscuridad con una antorcha", explicó Michele, comparando el show con un festival de bacanal en un club nocturno subterráneo de Berlín. “Vine a este museo con mi padre porque no me gustaba el fútbol ni los parques de diversiones. Estaba obsesionado con la arqueología y eso no ha cambiado".

1559122465803-S01_CRUISE_CLOSE_UP_38

En la entrada de la pasarela, colgaba una pancarta con las palabras del arqueólogo francés Paul Veyne: "Solo la antigüedad pagana despertó mi deseo, porque era el mundo de antes, porque era un mundo abolido". Así que para cada símbolo católico había también un guiño a un misticismo más antiguo, así como reflexiones más románticas sobre el legado del glamour romano. Cabe destacar que el mundo de Cinecittà Studios también fue una referencia, un lugar con el que la madre de Michele, Eralda, estaba ciertamente familiarizada como asistente de un ejecutivo de cine. Resulta que ella fue una de las primeras mujeres en Roma en usar pantalones, de acuerdo el diseñador.

1559122482018-S01_CRUISE_EXIT_46

"Roma es un lugar que es difícil de definir, incluso si naces aquí", dijo Alessandro sobre su ciudad natal. “Roma es una matriz grande y muchas cosas salieron de ella. Desapareceré, pero Roma quedará. Los lugares que han estado aquí por eras permanecerán; santos y prostitutas".

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.