Cómo proteger tu salud mental durante una pandemia

Los memes sobre la cuarentena son bastante divertidos, pero no debes sentirte mal si la epidemia de coronavirus te está provocando ansiedad. Hablamos con expertos para averiguar cómo manejar la situación.

por Roisin Lanigan
|
12 Marzo 2020, 9:11am

Foto deAnna Shvets vía Pexels

Desde que el brote de coronavirus comenzó a aparecer en los titulares de todo el mundo en enero, ha habido dos tipos distintos de respuesta. Hay quienes piensan que todo está exagerado, que los medios de comunicación están creando histeria colectiva y que todo esto pasará, ¡así que quién debe preocuparse por lavarse las manos un poco más! En el otro extremo, hay quienes almacenan máscaras, desinfectantes para las manos y 15,000 rollos de papel higiénico (a pesar de que esto ha sido denunciado repetidamente como egoísta y contraproducente) y especulan en Facebook sobre lo rápido que llegará el fin del mundo.

Para aquellos que se sientan en algún lugar en medio de esos dos extremos, que obviamente es la mayoría de nosotros, los últimos meses sin duda han sido incómodos y preocupantes. Desde el brote inicial en la provincia china de Wuhan, el coronavirus, también conocido como COVID-19, ha infectado a más de 110,000 personas en todo el mundo, con más de 4,000 muertes. Ha dominado el agenda setting mundial casi todos los días. Y aunque los gobiernos de todo el mundo han lanzado campañas de información sobre salud, alentándonos a cantar "feliz cumpleaños" dos veces mientras nos lavamos las manos y evitamos tocarnos la cara y los ojos, se ha dicho menos sobre cómo protegernos mutuamente de las consecuencias que este brote puede acarrear en nuestra salud mental.

Si te sientes abrumado, preocupado o en pánico, cierra las 24 pestañas de los periódicos online que has abierto y lee los consejos de estos expertos.

Cuando estamos nerviosos, ansiosos o preocupados, nuestro cuerpo libera adrenalina, que puede causar inflamación e inducir una respuesta de estrés en nuestro cuerpo. Si bien en las circunstancias adecuadas, esta es una herramienta evolutiva importante para mantenernos con vida, el estrés prolongado en realidad puede dañar nuestro sistema inmunológico al presionarlo demasiado. Según esta lógica, mantener la calma y cuidar nuestra salud mental no es menos importante que estar saludable, de hecho es necesario para mantenerse saludable en primer lugar.

"Hay una ventaja evolutiva en cómo funciona nuestro pensamiento, y el sesgo de negatividad en el que trabajamos significa que somos más conscientes del peligro, lo que nos hace más propensos a seguir con vida", dice la hipnoterapeuta cognitiva Jessica Boston. "Pero también significa que es más probable que permanezcamos en un estado de pánico constante, especialmente porque el bombardeo continuo de información en nuestras vidas modernas crea la ilusión de que siempre hay una amenaza inminente".

Este estado de hipertensión significa que las personas que sufren ansiedad con frecuencia crean un "peor escenario" sobre cosas como el brote de coronavirus. Pero hay pasos para reducir estos escenarios, que pueden manifestarse como dificultad para respirar, dolores en el pecho, sudoración e incapacidad para concentrarse. "La ansiedad se nutre de la incertidumbre", dice Jessica. "Un remedio para reducir su ansiedad es, en primer lugar, recordarse a sí mismo, respirar, mirar a su alrededor, mantenerse firme y no vivir en su imaginación, y en segundo lugar, brindarle a su mente inconsciente tanta seguridad como sea posible".

“Tu mejor prevención contra los virus es evitar el estrés, porque cuanto más te estreses, más susceptible serás a los virus, ya que el estrés puede dañar la respuesta inmune. La cuestión es que es difícil no estresarse cuando estamos constantemente bombardeados con información alarmista. No tiene sentido sucumbir a una pandemia de miedo antes de que la enfermad sea realmente grave”.

Tómate un descanso de las noticias
Obviamente confiamos en las noticias para hacernos saber si las cosas han cambiado en el lugar donde vivimos, si se han implementado cuarentenas y si los cambios de la ley en respuesta al coronavirus afectarán nuestra vida cotidiana. Sin embargo, lo que no necesitamos hacer es sentarnos refrescando Twitter todo el día, buscando más malas noticias para asustarnos.

"Se trata de ser responsable", dice la Dra. Elena Touroni, psicóloga consultora y cofundadora de The Chelsea Psychology Clinic. "Recuerda que la vida no necesita detenerse, y sigue participando en actividades y planes como lo harías normalmente. Si eres propenso a la ansiedad, limita el tiempo que pasas en las redes sociales y las noticias. Ambos pueden amplificar la ansiedad y ser especialmente desencadenantes si eres alguien que ya lucha con la ansiedad día a día. Es una forma de autocuidado reconocer que algo te está causando daño y tomar medidas contra él. En cualquier crisis, inevitablemente habrá empresas e industrias que se beneficiarán de una situación difícil. Existe la sensación de que los medios consideran que este es un tema interesante..."

Puedes proteger a las personas que amas protegiéndote a ti mismo primero
Gran parte de la cobertura reciente del coronavirus se ha centrado en la suposición de que las personas jóvenes y sanas no se ven afectadas por los peores síntomas de COVID-19. Pero si bien eso es reconfortante para algunos, para otros con problemas de salud subyacentes, o para aquellos que cuidan de seres queridos ancianos o enfermos, esta suposición, aunque indudablemente pretende ser reconfortante, puede ser despectiva y molesta. Pero es importante recordar la distinción entre las cosas que están fuera de su control y las formas productivas en que realmente puedes ayudar, manteniéndose tranquilo, positivo y sensible.

"Tómate un momento cuando te sientas abrumado y respira", aconseja Nick Davies, un psicoterapeuta especializado en trauma y trastorno de estrés postraumático. “Recuerda, los riesgos son muy bajos. Chris Whitty [director médico] cree que la tasa de mortalidad será del 1% o inferior y, aunque las tasas de mortalidad son más altas en los ancianos, incluso en personas mayores de 80 años, el 90% sobrevivirá".

No te dejes llevar por el sensacionalismo
En una pandemia, dependemos unos de otros para protegernos. La estrategia detrás de comprar todo el desinfectante de manos, jabón, máscaras y guantes disponibles es egoísta: para mantenernos saludables como sociedad, debemos asegurarnos de que haya suficientes suministros para todos. En pocas palabras: si te estás lavando las manos, pero otras personas no, entonces todavía estás en riesgo. Poner tu destino en manos de otras personas de esta manera puede ser desalentador, pero es necesario mantener la calma y no refugiarse en la mentalidad del "yo, yo, yo".

"Una buena manera de hacer frente a esto es evitar el veneno de la multitud ", dice Craig Jackson, profesor de psicología en la Universidad de la ciudad de Birmingham. “No aceptes el miedo y el pánico, sé independiente. No voy a recomendar cosas como la atención plena aquí u otras habilidades de pensamiento psicológico, ya que no son necesarias. Solo el pensamiento racional y el sentido común deberían hacerlo.

“La compra compulsiva y el aumento de los precios en productos como máscaras faciales y gel desinfectante nos recuerdan que es solo otra función humana que puede manipularse en beneficio de otros. Tomar el control de los propios comportamientos de higiene inmediatos y realizar cambios pequeños pero efectivos hará mucho más por la "supervivencia" que las máscaras y geles. Lavarse las manos con más frecuencia y más a fondo siguen siendo los mejores cambios que podemos llevar a cabo.

Mantente a salvo allí afuera.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
PTSD
anxiety
OCD
COVID-19