Publicidad

la nueva campaña de gap es elogiada por presentar a una madre amamantando

No debería ser innovador, pero lo es.

|
feb. 27 2018, 2:29pm
Publicidad

Los pechos tienen un gran lugar en el mundo de la publicidad. Siempre lo han tenido. Pero por lo general, las tetas en la publicidad están ahí porque el sexo vende, como objetos de deseo más que como algo natural o nutritivo. Tal vez es por eso que la nueva campaña de Gap, que casualmente presenta a una madre que amamanta, se siente como una propuesta pionera contrario a la norma, y por la que la gente la ama tanto.

Para lanzar su nueva colección de básicos cómodos, la campaña de Gap 'Love by GapBody' se lanzó este mes, con una serie de anuncios que muestran a mujeres relajándose en casa, jugando con sus perros, amamantando a sus bebés y simplemente relajándose en básicos cómodos (es un anuncio, entonces tiene mucho sentido).

En una publicación en Instagram, dos fotos muestran a un bebé siendo amamantado por su madre, una publicación que ha sido elogiada por normalizar la lactancia materna, especialmente para los niños mayores.

Le ha llovido apoyo al anuncio, con un usuario comentando: "¡Estoy tan feliz de comprar en una tienda que apoya la lactancia materna!". Otro escribió: "Como madre que amamanta, los aplaudo".

Gap no es la primera compañía en incluir madres lactantes en sus campañas, pero es una de las primeras en recibir una reacción tan positiva. Justo el año pasado, Dove se vio obligado a realizar una campaña en la que le preguntaban a las personas qué pensaban sobre la lactancia después de una avalancha de quejas de los consumidores sobre una imagen que usaron: la de un bebé siendo amamantado. Si la discreta publicación de Instagram de Gap demuestra que nos estamos moviendo en la dirección correcta, una donde las tetas pueden ser más que simples objetos sexuales, entonces eso solo puede ser algo positivo.

Publicidad

Gap isn’t the first company to feature breastfeeding mothers in their campaigns, but it’s one of the first to receive such a positive reaction to it. Just last year Dove were forced to pull an campaign asking people what they thought of breastfeeding after a deluge of consumer complaints about the image they used (of a baby breastfeeding…). If Gap’s understated Instagram post proves that we’re moving in the right direction, where boobs can be more than just sex objects, then that can only be a positive thing.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

more from i-D