Publicidad

la complicada economía de los creativos viviendo en las grandes ciudades

Mientras los alquileres se elevan en las urbes artísticas como Nueva York, los jóvenes creativos buscan medios alternos de sobrevivencia, convirtiéndose en 'sugar babies'.

|
may. 29 2017, 4:48am

"Estoy buscando apoyo para llenar las carencias de la famélica vida artística", escribe una auto descrita actriz y ex estudiante de moda de veinticuatro años de edad, quien se hace llamar Claire. La sugar baby radicada en Nueva York tiene un perfil en SeekingArrangement.com, el sitio de sugar dating más grande del mundo que conecta a hombres y mujeres jóvenes que buscan apoyo financiero con benefactores ricos, también conocidos como sugar daddies.

Publicidad

Seeking Arrangement y sitios similares como SugarDaddy.com están llenos con millares de hombres y mujeres creativos como Claire que necesitan ayuda para financiar sus esfuerzos artísticos. En 2012, artistas, aspirantes a actrices y modelos de todo el país constituyeron el 19 por ciento de las sugar babies de Sugar Arrangement, según un comunicado de prensa publicado por Gawker.

"Tenemos un número de personas que utilizan el sugar dating como un medio para seguir en la búsqueda de sus intereses creativos", me escribió en un correo electrónico el director de relaciones públicas de Seeking Arrangement, Alexis Germany. Una búsqueda en el sitio con la palabra "artista" arroja más de 10,0000 resultados de sugar babies potenciales que tienen profesiones que van desde artistas del maquillaje y escritores hasta pintores y diseñadores.

A través de Seeking Arrangement, la cual cuenta con 5.5 millones de miembros en todo el mundo, estos sugar babies encuentran un sugar daddy o mommy que les ofrecerá estabilidad financiera, algo que puede ser difícil de mantener siendo un artista luchando por alcanzar sus sueños.

Más de i-D: Nuevo estudio revela que muchos graduados se arrepienten de haber ido a la universidad.

Aunque este tipo de relación se puede asociar con viajes extravagantes y exóticos y lujosa ropa de diseñador, muchos de los artistas que utilizan el sitio están buscando simplemente una manera de sobrevivir. Una chica de Brooklyn de 24 años que trabaja en el diseño gráfico escribe que quiere "alguien que disfrute estar cerca de una joven artística cuyo deseo no es que la mimen, sino más bien tener una estabilidad financiera que me permita seguir mi carrera artística".

Publicidad

"Perdí mi trabajo de diseño creativo y sabía que quería permanecer en el mismo ámbito profesional —me dijo una diseñadora que ha sido sugar baby durante un año—. Utilicé este medio para tener un ingreso mientras buscaba un nuevo trabajo. Ser sugar baby también me da dinero para trabajar en mis propios proyectos de diseño".

La radicada en Chicago, de veinticuatro años de edad, perdió su trabajo debido a recortes presupuestales y una amiga la introdujo al estilo de vida sugar baby. Ahora, usa Craigslist, Seeking Arrangement, y Tinder para encontrar sugar daddies. "No espero más de $400-500 dólares por sesión", dijo. Una sesión típica para ella consiste en charlar, salir a un lindo restaurante, y finalmente tener sexo. Luego, al final de la noche, el sugar daddy le paga a través de Square Cash —una aplicación que te permite enviar dinero al instante.

Desde su lanzamiento en 2006, Seeking Arrangement se ha esforzado para distanciarse de los servicios de acompañantes afirmando que crean relaciones más que transacciones, pero muchos de estos "arreglos" implican sexo a cambio de un pago (en efectivo o pagos directos de alquiler, colegiaturas, etc.). Mientras el trabajo sexual puede ser empoderador para algunos, esta desesperación por el dinero puede hacer que sea más fácil que los sugar babies sean explotados por los benefactores más maduros bajo el disfraz de una relación "mutuamente beneficiosa".

Más de i-D: Beyoncé anuncia una beca universitaria para mujeres artistas.

Publicidad

Para los artistas que viven en ciudades como Nueva York, tener un salario digno se ha vuelto particularmente difícil. Desde principios de los años 1900 hasta los años setenta, los artistas se trasladaron masivamente a la Gran Manzana para aprovechar sus departamentos baratos y su vibrante comunidad de creativos, pero la gentrificación y el aumento de los alquileres han perjudicado a muchos artistas en situación económicamente vulnerable. Forbes informó que en el tercer trimestre de 2015, la renta promedio en Manhattan fue de $4,374 dólares al mes, convirtiéndose así en el alquiler promedio más alto de la nación.

Mientras daba una charla a los estudiantes en Cooper Union en mayo de 2010, Patti Smith recordó haber podido mudarse a Nueva York como artista en banca rota en 1967. En ese momento, ella y su pareja Robert Mapplethorpe pagaban sólo $80 dólares de renta al mes. Pero, le advirtió a los jóvenes creativos que la ciudad ha cambiado. "Nueva York se ha cerrado a los jóvenes y a la población económicamente vulnerable… Les han robado la ciudad de Nueva York. Así que mi consejo es: Encuentren una nueva ciudad".

El antiguamente vocalista de los Talking Heads, David Byrne, quien se mudó a Nueva York en 1974, compartió un sentimiento similar en 2013. "La gente de clase media apenas puede costearse la vida aquí, así que mucho menos pueden hacerlo los artistas, músicos, actores, bailarines, escritores y periodistas emergentes, tampoco los pequeños empresarios —escribió para The Guardian—. Poco a poco, los recursos que hacen que esta ciudad sea vibrante están siendo eliminados".

A pesar de que en estos días parece que la ciudad está más dispuesta a financiar a los miembros de la subcultura bro que a los famélicos artistas, la ciudad sigue estando llena de gente creativa. Según el Censo de Estados Unidos, el número de personas que se identificaron como artistas, escritores o fotógrafos en Nueva York aumentó de 108,000 en el 2000 a 124,000 en 2010.

Publicidad

Con el deseo de triunfar en la Ciudad de los Sueños, no es ninguna sorpresa que los artistas estén buscando fuentes alternas de ingresos a través de actividades complementarias, incluyendo ser sugar babies. Seeking Arrangement calcula que entre pagos y regalos los usuarios reciben un promedio de $2,440 dólares por mes, que es más de lo que ganarían trabajando de tiempo completo con el salario mínimo.

Más de i-D: Dentro de las comunidades de ladrones adolescentes de Tumblr.

La lucha por sobrevivir también ha impulsado a los estudiantes de arte a buscar apoyos financieros por parte de sugar daddies exitosos. Para el 2016, Seeking Arrangement reportó una inscripción récord de estudiantes universitarios. De acuerdo con su sitio, 1,204,980 estudiantes se registraron en Seaking Arrangementent en 2016 para encontrar sugar daddies que les ayudaran a pagar sus colegiaturas y otros costos relacionados con la obtención de un título, lo que significó un aumento del 11 por ciento con relación a 2015.

El arte del performance es una de las carreras más comunes de los estudiantes que utilizan el sitio, junto con enfermería y negocios. La Universidad de Nueva York, donde las artes visuales y las escénicas es una de las áreas de estudio más populares, tiene el mayor número de estudiantes sugar babies usando Seeking Arrangement. Esto no es ninguna sorpresa ya que su colegiatura promedio es de alrededor de $67,000 dólares al año, por lo que es una de las universidades más caras del país.

"...la colegiatura es realmente alta y mi familia definitivamente no puede pagarla. Puedo usar el dinero extra de este sitio para hacer realidad mis sueños", escribe en su perfil un estudiante de cine de primer año en la NYU.

Publicidad

Seeking Arrangement ha encontrado que para el estudiante sugar baby promedio, 30 por ciento de su pago se destina al alquiler, mientras que 39 por ciento a la colegiatura —el resto se divide entre cosas como libros, ropa y transporte. Con los desalentadores planes de la administración de Trump para afrontar la deuda estudiantil, el sitio anticipa que aún más estudiantes recurrirán a sugar daddies y mommies para financiar su educación.

La creciente dependencia de estas relaciones "mutuamente beneficiosas" parece ser parte de una tendencia mayor por parte de los jóvenes, quienes están vendiendo sus cuerpos en línea para salir adelante. Además de ser sugar babies, algunos han llegado actuar frente a cámaras web o a ofrecerse como acompañantes. Pero, tal como se indica, ya hay diez sugar babies por cada sugar daddy en Seeking Arrangement, lo que significa que los artistas en ciernes pronto pueden empezar a tener dificultades para contar con ricos donadores que financien sus proyectos.

Más de i-D: ¿Por qué vives en Nueva York? 8 creativos y sus lugares favoritos de la ciudad.

Credits


Texto Erica Euse
Fotografía Momo vía Flickr Creative Commons

more from i-D